2005/06/04

Sabado 10 de Julio de 2004: Presentación del libro Cartoneros por Eduardo Anguita

17:15 – Presentación del libro “Cartoneros” con la proyección de un spot publicitario – Eduardo Anguita (Esc. De Arte, Auditorio Joaquín Gianuzzi)

Sábado 10 de Julio de 2004: Archibaldo tiene frío, por Aldo Novelli

17:00 – “Archibaldo tiene frío” (poemario escabroso, irónico-kitsch) – a cargo de Aldo Novelli (Esc. De Arte, Sala David Aracena)
Archibaldo tiene frío
(poema de amor en veinte artefactos)

uno

Archibaldo tiene doble vida
esposo, trabajador, casado
dos hijos
durante el día,
y
exhibicionista
degenerado
amante serial
por las noches.

Archibaldo es un romántico.

dos
Archibaldo se sube a un avión
a un auto
a un edificio
a un ascensor sin garantía,
se monta una yegua
una vaca azul
una mujer
una gallina
un ave del paraíso.

Archibaldo un día
se trepó a la luna
y regresó
con un extraño brillo en los ojos.
Esa locura selenita
que siempre lo acompaña.

tres
Archibaldo es un tipo
un robot un androide un animatronix un dibujo
un extraterrestre.
Archibaldo es Marx,
Freud,
el Che,
es el Cristo de la espera
y tiene casi 33 años,
y se escapó
un instante antes
que lo crucificaran.

cuatro
Archibaldo cree en la reencarnación
en la resurrección de la carne
en la santísima virgen
aunque no sea tan virgen,
en los pecados excelsos
en el paraíso perdido
en el infierno encontrado.

Archibaldo es creyente
durante la mañana
agnóstico en las saudades de las tardes de lluvia
y ateo en ciertas noches
inefables y maravillosas.

cinco
Archibaldo cree en la ciencia
hasta que aparece la magia
y deja de creer.
Le gusta la matemática
por su inexactitud.
Sabe que la poesía no existe
pero la busca en las noches
en las mujeres rojas
y en la pulsión sexual.

Le apasiona la física
más allá de la metafísica.
Y se vuelve infinito
negando al viejo Einstein.

seis
Archibaldo es frío como la nieve
caliente como el sol
blanco como la luna
negro como el carbón
amarillo como el desierto
rojo como la sangre
azul como la poesía
verde como la espesura.

Archibaldo es muy cursi con los colores.

siete
Archibaldo hace su show
por las noches
en callejones semioscuros
entre atorrantes y cirujas
en medio de cartoneros y cartoneras y sus hijos y sus bebés
que aplauden
y aplauden
y aplauden
hasta
caer
desmayados.

ocho
Archibaldo no conoce la poesía
nunca leyó una poesía
según él
la poesía no se escribe
ni se dice
ni se canta
ni se declama
ni se publica
ni se vende
ni se concursa
ni se usa para viajar, mentir, fantasear o lucrar.

Un día encontró un poema
escrito en un papel de alfajor triple de terrabusi
y se lo comió.

nueve
Archibaldo dijo una noche
en una conferencia
en el callejón
- yo soy surrealista –
y todos quedaron pasmados
inmóviles por el asombro
con los ojos desorbitados
las manos sucias
el cuerpo mugriento
los estómagos chirriantes
entonces, aclaró
- surrealista, realista del sur –
ahhh
se escuchó un largo suspiro,
y todos siguieron
mas calmados
revolviendo la basura.

diez
Archibaldo dice
que todos son exhibicionistas
todos
sin excepción.
- Yo me exhibo de noche – dice
- pero ustedes
todos ustedes (y señala con su dedo a la concurrencia)
se exhiben
a plena luz del día -.

once
Archibaldo come moscas
sapos
ratas
gatos
perros
caballos.
Archibaldo come diablos.

Pero cuando llegó Dios...
ni el glotón de Archibaldo
lo pudo comer.

doce
Archibaldo conoció una mujer
en la plaza,
una mujer rubia
de ojos celestes vidriosos,
de grandes pechos siliconados,
contorneadas caderas
que se balanceaban
al ritmo de la música
de la catedral.
Una mujer tan rubia
que parecía mentira,
y movía la cabeza al compás
del cu-cu de la plaza
cuando hablaba de:
la moda y los autos totalmente rojos
la ropa, las comidas light
los trapos de onda, los tubos del personal trainer
el pret a portè y esa pasta dental
que te hace la sonrisa alucinantemente blanca.

Archibaldo se enamoró a primera vista
y ciego de amor quedó.

Pobre Archibaldo!.

trece
Archibaldo salió una noche
y recorrió la calle
buscando su presa
como un tigre siberiano al acecho,
hasta que la vio:
una hermosa morocha
de grandes caderas
caminando aburrida por la vereda del bar.
Corrió sin ruido
hasta la esquina de ella
y esperó nervioso que llegara.
Cuando apareció
se abrió el sobretodo frente a ella
gritándole obscenidades.
Ella, lo miró a los ojos
luego debajo de la cintura
inclinó apenas la cabeza
y le dijo:
- normalmente cobro 50 nene
pero a vos te hago un descuento-.

catorce
Archibaldo es un degenerado.

Los lunes a la noche
se detiene frente al nocturno
del liceo de señoritas,
y se abre el negro sobretodo
cuando ellas están en las aulas.
Entonces las señoritas del liceo
desesperadas
gritan
corren a las ventanas
lo invitan a pasar
le dan sus teléfonos
le tiran las remeras
los corpiños
las bombachas,
le gritan obscenidades
lo insultan
lo putean
hasta que finalmente
Archibaldo se escapa.

quince
Cuando a Archibaldo
le duele mucho
mucho la cabeza,
no sale por las noches
a exhibir sus genitales
ante la mujeres de la ciudad.

Se queda en la casa
recostado en el sillón
exhibiendo sus neuronas
frente a la pantalla del televisor.

dieciseis
La luna no es
el satélite natural de la tierra
girando en una orbita elíptica a 384.400 Kmts de la tierra
a una velocidad de 8.352 KMts por hora
y demorando 27 días 7horas y 43 minutos en realizar una órbita completa.

La luna es
la linterna mágica
de Archibaldo.

diecisiete
El guardarropa de Archibaldo es costoso.
El traje de la comunión
con el rosario de cuentas de madera
el saco azul de la confirmación
la camisa de colores de los cursillistas
junto al libro secreto del opus dei
tres camisas blancas con ballenitas
y gemelos de oro 18 kilates
dos camperas de invierno de apertura fácil
y cinco sobretodos impecables,
pero ahorra en calzoncillos y pantalones como nadie.
Casi tanto
como los funcionarios de turno.

dieciocho
Archibaldo tiene fiebre.
47° grados centígrados
los ojos salidos de las órbitas
el pelo chamuscado
los dientes temblorosos
Archibaldo tiene fiebre
y el médico le recomendó
que dejara de ver
‘Hola Susana’ por una semana.

Archibaldo ya está mejor.
Se fue a comprar un sobretodo nuevo
para las exhibiciones genitales
del sábado a la noche.

diecinueve
Los domingos a la mañana
Archibaldo juega a la pelota
en el callejón.
De un lado:
el cartonero premiado como el mejor laburante
el ciruja intelectual, el loco de la tijera
y los hijos del médico de la otra cuadra.
Del otro:
Archibaldo, el poeta estúpido
el asesino serial (que le dicen ministro de economía)
el ladrón de bicicletas de 18 cambios
cinco pibes con hambre
y la esposa del funcionario.
El partido dura hasta que
la luna brilla
sobre los techos de la ciudad,
entonces todos se van
discutiendo penales no cobrados
goles efímeros estrategias de callejón,
sudorosos, dueños de sí
iluminados por la magia del fútbol
convertidos
en los próximos héroes
de un país maravilloso.

veinte
Una mujer en la calle grita
- Archibaldooooo Archibaldooooooo -
él se levanta de la compu
se queda quieto
y escucha:
- Archibaldoooooo -,
entonces su cara se ilumina
le brillan los ojos y los dientes,
rápidamente se desnuda
se coloca el sobretodo negro,
y sale emocionado a la calle
a buscar
el amor de su vida.
Aldo Luis Novelli
(poeta en estado de gracia / por nada).
Neuquén

Sabado 10 de Julio de 2004: Cuando los vecinos dicen no, por Brígida Baeza

16:50 – “Discurso e identidad” – charla a cargo de Sebastián Sayago, Brígida Baeza, Edda Crespo, Luis Sandoval, Fernando Becerra y Raúl Muriete (Esc. De Arte, Sala Macedonio Fernández) – 2 horas
A continuación reproducimos la ponencia de Brígida Baeza:
La constitución de subjetividades reflexivas en una comunidad periférica.
Cuando los vecinos dicen NO.[1]
Brígida N. Baeza[2]
La falta de porvenir, otrora reservada a los “condenados de la tierra”, es una experiencia cada vez más extendida, y, por ende, contingente. Pero también hay que contar con la autonomía relativa del orden simbólico que, en todas las circunstancias y, sobre todo, en los períodos en que las expectativas y las posibilidades se desajustan, puede permitir cierto margen de libertad a una acción política que se proponga reabrir el espacio de los posibles.
Pierre Bourdieu, 1999: 309.
1. Introducción
A partir de la inauguración del debate en torno a la posmodernidad que iniciaron Jean Lyotard y Gianni Vattimo, cuya reflexión se centra en la crisis de los grandes relatos, la dependencia de la información, la pérdida en la visión de progreso, y la sensación de estar presentes ante una época donde la ciencia ya no cumple el lugar privilegiado para interpretar y explicar el mundo. La sociología continuó el debate, aunque bajo distintas perspectivas, la mayoría concuerda en problematizar el concepto de posmodernidad, y en brindar una serie de respuestas a las transformaciones que se iniciaron a partir de los ´80.
Una de las líneas que contribuyó al debate es la teoría de la modernización reflexiva, que será recuperada en el presente escrito y en particular la postura del sociólogo Scott Lash. Intentaremos analizar los límites y alcances que tiene la conceptualización propuesta en torno a la reflexividad estética para interpretar la construcción de un proceso de individuación creciente entorno a la defensa del medio ambiente cordillerano-patagónico. De esta manera, la participación ciudadana no sólo se da a nivel de la lucha por posicionarse frente al Estado nación, desde la disputa por el poder político tradicional, sino también desde el plano cultural-estético.
La cita de Pierre Bourdieu arriba señalada nos conduce a la problematización del tema de análisis aquí propuesto: los movimientos sociales ecologistas de las últimas décadas. Además de remitir a la posibilidad de generar nuevos espacios de participación política fuera de los mecanismos de la democracia formal. El movimiento de Vecinos autoconvocados de Esquel[3] (en adelante el Movimiento de Vecinos) que se desarrolló desde el año 2002 en la ciudad de Esquel,[4] constituye un ejemplo del tipo de participación política caracterizado por su espontaneidad, heterogeneidad y efectividad ante la obtención de los reclamos planteados. Sin embargo, la complejidad también es uno de los elementos significativos que caracterizan a este tipo de movilizaciones.
El Movimiento de Vecinos que surgió en Esquel, ciudad conocida por su promoción del turismo tanto invernal como estival. La fundación de la localidad de esquel tiene su origen oficial, hacia 1906, luego de la incorporación al resto del territorio chubutense a partir de la expedición del Coronel Fontana al Valle 16 de octubre. Esquel se desarrolló como una población dedicada a la explotación ganadera y maderera. La inmensa cantidad de recursos naturales y el hecho de ser una población fronteriza con Chile, ubicó a la ciudad en un lugar privilegiado que el Estado nacional persiguió conservar a través de la creación del Parque Nacional los Alerces. Hacia la década del ´70 Esquel comenzó a ser promocionado como lugar turístico y de atracción para el asentamiento de diversos proyectos productivos ligados a la explotación del mencionado recurso.
Sin embargo, en el año 2002 a partir de las exploraciones e instalación de la empresa minera canadiense Meridian Gold, los esquelenses vieron peligrar su espacio paradisíaco y privilegiado en el mundo por su calidad ambiental. Básicamente se conformó un movimiento que promovió el NO A LA MINA, para evitar su instalación en la ciudad de Esquel, aduciendo a la peligrosidad y riesgo ambiental que conlleva la explotación de oro.[5] La comunidad esquelense se vio dividida entre los opositores al emprendimiento y los que aprobaban la instalación de la mina. Entre éstos últimos sobre todo se encontraban los obreros pertenecientes a la UOCRA y algunos sectores político-partidarios. Las diferencias entre ambos grupos se dirimieron en un plebiscito en el mes de marzo de 2003, donde el movimiento del NO A LA MINA, obtuvo el 80% de los votos. A partir de estos resultados el gobierno provincial debió frenar temporalmente las exploraciones y trabajos de la minera Meridian Gold. Sin embargo, no significó el levantamiento de las instalaciones ya montadas, ni la prohibición de la aparición de nuevas exploraciones con la proyección de otros emprendimientos mineros en la Comarca Andina. En este sentido, actualmente el movimiento se encuentra en extensión de sus prácticas y sumando a otras localidades de la provincia del Chubut.
2. El debate en torno a la modernización reflexiva. Procesos de individualización e individuación
La modernización reflexiva implica una radicalización de la modernidad que quiebra las premisas y contornos de la sociedad industrial y que abre vías a una modernidad distinta. Esto implica la superación de la sociedad antigua sin la existencia de una revolución. Según Ulrich Beck: “No es la creciente pobreza, sino la creciente riqueza y la pérdida de su rival oriental lo que produce un cambio axial en los tipos de problemas, el ámbito de relevancia y la cualidad de lo político... los indicadores de un vigoroso crecimiento económico, una rápida tecnificación y una elevada seguridad laboral... ” (BECK, 1997: 16). Esta transformación de la modernidad que deviene reflexiva, implica autoconfrontación con aquellos efectos de la sociedad del riesgo[6] que no pueden ser tratados y asimilados dentro del sistema de la sociedad industrial (BECK, 1997: 19).
A pesar de que Beck reconoce que como parte del proceso de acrecentamiento de los rasgos de la modernidad, también se encuentra la extensión de la pobreza, recibió la crítica de Scott Lash por los límites que tendría la autoconfrontación en un contexto de exclusión social. Dado que al interior del centro del mundo globalizado, se produce el desarrollo de espacios periféricos que carecen de los elementos indispensables para la autoconfrontación.
En el caso de Lash y Urry que también se posesionan “desde el centro” de las sociedades desarrolladas, problematizan los conceptos de centro y periferia a partir de sostener que también en el centro del sistema mundial se ha generado una periferia con rasgos similares a la periferia del Tercer Mundo. Sobre todo ejemplificados a partir del vaciamiento institucional que se profundiza en la vida de los ghetos de las ciudades norteamericanas y la polarización social con el surgimiento de una infraclase en las urbes europeas.
Lash y Urry para explicar las actuales transformaciones a nivel de la individuación que acompaña esta nueva fase del proceso de modernización, recuperan los estudios y categorías teóricas existentes en las ciencias sociales, las cuales pertenecen fundamentalmente a diferentes tradiciones dentro de la teoría marxista. Dichas categorías son resignificadas para el análisis de las características de la nueva economía de signos y espacio que sustituyó al capitalismo organizado. El nuevo capitalismo desorganizado no está anclado en una concepción moderna del tiempo y el espacio, por el contrario se presenta desterritorializado y bajo el predominio de un tiempo instantáneo que no se puede observar ni experimentar.
Por otra parte, Lash y Urry disienten con el resto de los teóricos de la modernización reflexiva: Anthony Giddens y Ulrich Beck. Con los cuales si bien acuerdan con la reflexividad que acompaña al proceso de individuación creciente en la modernidad tardía, no acuerdan en el sesgo cognitivista de sus análisis.
Por el contrario Lash y Urry proponen el fortalecimiento de la mirada en la dimensión estética de la modernidad. Además de plantear las condiciones estructurales de la reflexividad. En este sentido, los autores reconocen que el exceso de motivaciones provenientes de los artefactos culturales provocan una situación de incapacidad en cuanto a la asimilación de la información por parte de la sociedad del capitalismo desorganizado. Sin embargo, mediante la reactualización de la teoría marxista, Lash y Urry sostienen la posibilidad de generar reflexividad en el contexto de las redes globales y estructuras de información y comunicación. A partir del acceso a éstas dependen las oportunidades de vida en la modernización reflexiva.
Por otra parte, la crítica al resto de los teóricos de la modernización reflexiva se origina a partir de que no sólo el conocimiento fluye a través de estructuras informacionales y comunicativas, sino también toda una economía de signos en el espacio, que superan en producción a los objetos materiales. Los signos pueden ser cognitivos o estéticos, de esta forma se puede producir una estetización de los objetos materiales, o bien el propio consumidor puede actuar como agente de estetización.
Uno de los caminos que proponen Lash y Urry para reconstruir la forma actual de las condiciones actuales de la reflexividad, es el análisis de los tres sistemas hegemónicos a nivel mundial que destacan en cuanto a los procesos de informacionalización. En este sentido, la aplicación de uno de los conceptos centrales que guían el análisis de “Economías de signos y espacio” es el de acumulación reflexiva, para explicar las formas actuales del proceso de acumulación económica. De este modo, Lash y Urry intentan incorporar el contenido cultural al debate en torno a los procesos productivos posfordistas del sistema japonés, alemán y anglosajón. El análisis de los tres sistemas permite ver que el componente estético rige tanto el consumo como la producción. [7]
Como rasgos fundamentales de la nueva economía Lash y Urry señalan su estructura informacional, dado que la competitividad depende de la capacidad de generar y procesar información basada en conocimiento. Por otra parte, el ordenamiento de las actividades de producción y consumo se producen a escala global, a la vez que la información que circula es de carácter discursivo.
Es justamente en la discusión de este punto donde América Latina se sitúa en desventaja con respecto a las sociedades sedes del capitalismo global. Por otra parte, la participación de América Latina se reduce al consumo de los productos globales y no al manejo de la producción de los mismos. En este sentido, no sólo la capacidad de acceso a los beneficios de la globalización es limitada, sino que se acrecientan los riesgos que la propia modernización posee.
Ulrich Beck define el concepto de sociedad de riesgo como la transformación de época y sistema en tres áreas de referencia:
1) La relación de la sociedad industrial moderna con los recursos de la naturaleza y la cultura.
2) La relación de la sociedad con las amenazas y problemas producidos por ella, que a su vez exceden los fundamentos de las ideas sociales de seguridad. Presentes en la ciencia, el derecho y especialmente en la política.
3) Las fuentes de significado colectivas y específicas de la cultura de la sociedad industrial están sufriendo de agotamiento y desencantamiento. (BECK, 1997)
Los temores que provoca sobre el hombre moderno vivir en una sociedad de riesgo, aumentan en espacios como el latinoamericano, donde la sociedad local tiene escasa participación en la toma de decisiones a nivel global. Sumado a la debilidad del Estado para ejercer un control efectivo sobre el desarrollo de las prácticas que ponen en peligro la perdurabilidad del medio ambiente.
Para los teóricos de la modernidad reflexiva, este proceso genera el regreso del individuo a la sociedad, a través de la autocrítica y la práctica reflexiva. El proceso de individualización se lleva adelante de una manera diferente a los clásicos conflictos de clases sociales. En particular Ulrich Beck, analiza el concepto de individualización como la “...desintegración, y segundo la sustitución de las formas de vida socioindustriales por otras, en las que los individuos deben producir, escenificar y remendar ellos mismos, sus propias autobiografías... el individuo como actor, constructor, malabarista y director de escena de su biografía...” (BECK, 1993: 130). Sin embargo, este es otro punto que distancia a América Latina del Primer mundo, dado que existen conflictos de tipo clasistas sin resolver, donde la aplicación de reformas neoliberales llevó a una situación donde “La expansión de la exclusión adopta connotaciones específicamente híbridas y complejas; algunas de ellas son la inclusión en la inclusión, la exclusión en la inclusión, la inclusión en la exclusión y la exclusión en la exclusión” (ROBLES, 2000).
A diferencia de los procesos de individualización del capitalismo desorganizado, en América Latina estamos frente a procesos de individuación. Recupero esta idea del sociólogo chileno Fernando Robles, quien realizó esta distinción entre dos conceptos que desde la teoría de la modernidad reflexiva (sobre todo en Giddens) se los utiliza indistintamente. Robles entiende por individuación “la forma históricamente específica que asume la construcción de la individualidad como principio axial de las sociedades de riesgo en el capitalismo periférico, caracterizado por la masificación y generalización de la exclusión” (ROBLES, 2000).
La individuación propia de los países latinoamericanos remite a la existencia de una matriz histórica diferente al resto de Occidente. Además que la dinámica de las sociedades periféricas conlleva la relocalización y deslocalización en forma simultánea. Deslocalización en la medida en que la globalización afecta singularmente desde afuera a los países de la periferia, y relocalización porque para que la globalización funcione efectivamente, debe convertir lo que proviene desde afuera, en un componente de la cultura local (ROBLES, 2000). De esta manera el capitalismo periférico adopta particularidades distintivas del capitalismo tardío de las sociedades del primer mundo.
3. La globalización de lo local, la localización de lo global. El movimiento ambientalista: “Pensar globalmente, actuar localmente”
La situación arriba planteada se encuentra vinculada a un proceso de desarrollo creciente a partir de los cambios sufridos a partir del año 1989, tales como la caída del Muro de Berlín, la desintegración de la ex-URSS, entre otros. Localmente podemos señalar la profundización de las reformas neoliberales, con las consecuencias negativas que esto implicó para la región patagónica, con la privatización de Y.P.F., Y.C.F, Gas del Estado, entre otras empresas estatales (LLANOS, 1998; MARQUES, 1995; SALVIA, 1997, 1999; ZÁRATE, 2000).
Estos cambios a nivel estructural modificaron las características de las prácticas políticas, los individuos no aparecen en la escena de la política partidaria tradicional, sino que se manifiesta una subpolítica fuera del sistema político corporativo. Se estructura una nueva forma de hacer política “desde abajo”, es una política creativa que indica “el regreso del individuo a la sociedad”, al decir de Beck.
Considerando el concepto de individuación (arriba señalado) mucho más pertinente para espacios del capitalismo periférico, que el de individualización propio para sociedades del capitalismo central. Podemos recuperar la idea que propone Beck acerca de las nuevas formas que adquiere la política local. En el Movimiento de Vecinos, se desarrollan una serie de prácticas que intentan atraer –a la manera de GREENPEACE- la atención de los medios de comunicación y de aquellos grupos que aún no han logrado compenetrarse “con la causa”.[8] Además de pretender en todo momento mantenerse fuera de la política partidaria propiamente dicha, un miembro del movimiento manifestó:
...La Asamblea ha sido y es un espacio de aprendizaje e inteligencia colectiva...
La asamblea como tal jamás dialogó con los partidos, aunque algunos políticos se hayan acercado a ella y se los haya escuchado y/o repudiado. Inclusive ha habido gente de la asamblea que conformó un partido vecinal pero que funciona en forma independiente. Alguien dijo alguna vez que éramos un zoológico, tal vez sea así. A mí me gusta pensar que somos diversos, plurales, capaces de cambiar hacia adentro y hacia afuera...
Van Dijk remarca que “muchas ideologías (por ejemplo aquellas relacionadas fundamentalmente a conflictos sociales, dominación y resistencia) pueden ser organizadas a partir de la polarización que defina el endogrupo (ingroup) y el exogrupo (outgroup)” (VAN DIJK, 1995). El hecho que la entrevistada mencione cómo son vistos por quienes no pertenecen al grupo como “zoológico” haciendo alusión a las mezclas de estratos sociales y de ideologías presentes, implica contrarestar para autodefinir al movimiento recuperando las mismas apreciaciones externas convirtiéndolas en buenas propiedades acciones: “somos diversos, plurales, capaces de cambiar hacia adentro y hacia afuera...”. Estas últimas características deben tener quienes deseen ingresar al movimiento, no interesa la ocupación, sexo, edad, status social, sino quienes deseen “resistir” a la instalación de la minera.
En la década del ´90 fueron muchos los profesionales que optaron por radicarse en lugares “alejados” de las grandes urbes como Buenos Aires,[9] sobre todo como una elección de estilo de vida cercana a la preservación de la naturaleza y el medio ambiente.
Sin embargo, estos cambios no dejan de estar asociados a un proceso aún mayor de globalización que conlleva la globalización del capitalismo avanzado, dado que las prácticas y capitales transnacionales desempeñan un papel hegemónico, aunque no dejan de estar localizadas en ciudades estratégicas del capitalismo global. Por otra parte, los procesos globales pueden desarrollarse en localidades específicas y convertirse en un tipo de desarrollo autosostenido de esos lugares (LASH Y URRY, 1998: 378). En este sentido, podríamos afirmar que la ciudad de Esquel desde los inicios de la globalización optó por “museabilizar su frustración”[10] a través del turismo. Sin embargo, hacia el 2000 los esquelenses debieron enfrentar otro tipo de ingreso de la modernización (BERMAN, 1989) mediante el asentamiento de la Meridian Gold, todo un símbolo del capitalismo global en la Comarca Andina.
Ante las presiones de instalación de la empresa minera no fue el Estado nacional quien debió responder, dado que como producto de la desregulación minera aprobada durante el “menemismo”, son los estados provincial y municipal los que deben regular, legislar y brindar respuestas a las demandas de las población local. Nos encontramos frente a una situación donde, “...el desarrollo de prácticas transnacionales... sobrepasan a los Estados nacionales individuales con la generación de flujos inmensos de capital, dinero, bienes, servicios, personas, información, tecnologías, políticas, ideas, imágenes...” (LASH Y URRY, 1998: 373). Son prácticas vinculadas a la globalización del capitalismo avanzado, en este caso particular en un país del Atlántico Norte: Canadá. Lash y Urry señalan que los mismos Estados de donde surgen pierden la capacidad de control sobre este capital globalizado, pero debemos remarcar que aún menos posibilidades de control tienen los estados y sociedades locales donde se asienta y desarrolla el capital transnacional.
A pesar de que podríamos referir a la Patagonia como un espacio que surge “globalizado” por la instalación de capitales ingleses desde la incorporación de la región al contexto nacional a través de la campaña “al desierto” de 1879. La sede del manejo de dichos capitales –extraídos de la explotación ganadera- se encontraba en Londres, mientras que actualmente la sede puede estar en Nueva York o cualquier otra ciudad global. Sin embargo, son fenómenos diferentes porque directa o indirectamente los actores sociales en su conjunto se encuentran vinculados a la “internacionalización”, no sólo de capitales, sino parafraseando a Lash, de “signos y espacio”.
Durante las últimas décadas la localidad de Esquel desarrolló una vinculación con la naturaleza que los ubica en un punto intermedio entre aquellos grupos que: sostienen la imposición de límites absolutos por parte de la naturaleza y aquellos que piensan en función de la inexistencia de límites naturales. Dado que los esquelenses desarrollaron una serie de prácticas asociadas al turismo desde una concepción de desarrollo sustentable, entendiendo por éste una modernización que no afecta el bienestar del medio ambiente. Actualmente el turismo se ha convertido en uno de los organizadores más trascendentales que definen la relación naturaleza / sociedad. Lo cual no significa que no se afecte en forma negativa lo que visualmente provoca placer, dado que la misma concepción de ecología presupone, el consumismo. Lash sostiene: “...un elemento concreto del consumismo es una reflexividad acrecentada sobre los lugares y los medios, los bienes y servicios que “se consumen”, literalmente, en un encuentro social o en un consumo visual. Cuando las personas reflexionan sobre esos consumos, no sólo toman conciencia de un deber sino de ciertos derechos de consumir... a ciertas cualidades del medio ambiente, aire, agua y escenario...” (LASH Y URRY, 1998: 394).
En este sentido, a través de la reflexividad originada en el consumo y desarrollo del turismo, los esquelenses construyeron una vinculación naturaleza/sociedad conservacionista. Sin embargo, a diferencia de los movimientos ecologistas del denominado Primer Mundo, el Movimiento de Vecinos se inscribe en una situación de las movilizaciones pertenecientes a la periferia de la periferia.[11] Esto implica considerar por un lado, la debilidad de los derechos adquiridos en la etapa del Estado “de bienestar”.[12] Y por otro lado, la combinación del reclamo que nos emparenta a las demandas de las sociedades del capitalismo tardío, con otras ligadas a procesos de alteridad, tales como los reclamos de las comunidades mapuche tehuelche. En el caso de éstos últimos, coincide que luego de una larga etapa de exclusión, arrinconamiento e invisibilidad, actualmente se encuentran desarrollando un proceso de emergencia identitaria por parte de integrantes de las mismas comunidades.[13] No sólo se sumaron al reclamo aquellas comunidades afectadas directamente al emprendimiento minero, sino también todos los grupos que reivindican los derechos de los pueblos originarios.
Entre los movimientos que se pronunciaron en contra de la instalación de la mina se encuentran: Comunidad de Costa de Lepá, (Esquel), Longko Comunidad Füta Huau. Comunidad de Alto río Lepá, entre otros movimientos.
En el pronunciamiento las comunidades mapuche-tehuelches (tal como ellos se autodenominan) manifiestan:
...a los hermanos que creen que la mina será una alternativa a la pobreza, les decimos que eso es un ENGAÑO. La mina traerá más pobreza y enfermedades. La solución es que se cumplan NUESTROS DERECHOS a la AUTODETERMINACIÓN y LIBERTAD, a volver a la TIERRA para desarrollarnos de acuerdo a NUESTRA IDENTIDAD. Nosotros decimos: ¡NO A LA EXPLOTACIÓN MINERA! ¡NO A LOS DESALOJOS! ¡NO A LA DEPREDACIÓN DEL WALLMAPUCHE![14] ¡NO AL ESTADO RACISTA! ¡SÍ A UNA SOCIEDAD QUE TENGA COMO RIQUEZA A LA DIVERSIDAD CULTURAL!
Tal como se refleja en la proclama la oposición a la instalación de la mina se entrelaza con el reclamo por el derecho a la tierra, al respeto a las diferencias, entre otras cuestiones que muestran la necesidad de manifestarse y la oportunidad que el NO A LA MINA les genera como espacio de participación.[15] La Organización de Comunidades Mapuche Tehuelche 11 de Octubre es una de las organizaciones que lleva adelante la difusión del pensamiento de varias comunidades que en este momento se encuentran atravesando dificultades para mantener la posesión de las tierras.[16] La instalación de la mina por extensión es representativa de toda la serie de desalojos que históricamente debieron afrontar las comunidades mapuche tehuelche en Patagonia.
En este sentido, en el Movimiento de Vecinos, se conjugaron las fuerzas provenientes de las comunidades mapuche tehuelche, que han interpretado a través del tiempo la relación con la naturaleza como de comunión, dado que la tierra forma parte de los ejes que componen su sistema de representación del mundo (MARIÁTEGUI, 1969). Sumado a grupos sociales que deben apelar a los conocimientos de la ciencia para poder enfrentar los riesgos a los cuales se ven sometidos por la utilización del conocimiento científico.[17] Muchos de quienes se encuentran en el último grupo son profesionales universitarios, docentes, abogados, periodistas, representantes de O.N.Gs. ambientalistas, entre otros.
Scott Lash distingue tres niveles de política ambiental:
· Primero, preservar de los cambios, en particular de los que se pueden considerar excrecencias de la “modernidad”. Lo protegido tal vez se caracterice como “natural” o “tradicional”,
· Segundo, los intentos de reformar actividades sociales que se consideran perjudiciales para el medio ambiente, por vía de la legislación, régimen impositivo o pautas de consumo.
· Tercero, la propuesta ecológica de transformación de las sociedades industriales: la ética del trabajo, la índole del consumismo y el maltrato global del planeta. Situación ante la cual se plantea una respuesta global. (LASH Y URRY, 1998: 397).
En el caso del Movimiento de Vecinos se combinan de manera compleja la participación en los tres niveles. Dado que los distintos grupos coinciden en la protección de la naturaleza en función de evitar daños en muchos casos irreversibles, aunque con diferentes grados de adhesión a esta idea. Hay quienes considerar que no se debe modificar la naturaleza tal cual está, otros –como el caso de los mapuche tehuelches- hacerlo pero sin la inclusión de elementos tecnológicos que significan la degradación de la naturaleza.
Por otra parte, también se plantea la necesidad de generar otro tipo de legislación a nivel nacional, provincial y municipal que coloque freno a la explotación minera. En este sentido tenemos toda una serie de ordenanzas que el Movimiento de Vecinos promovió y continúa trabajando por su sanción, tales como la prohibición de la utilización del cianura y otros elementos contaminantes, la prohibición de la minería metalífera a cielo abierto en todo el territorio provincial, entre otras.
Y por último, a través de la participación en foros latinoamericanos y nacionales el movimiento tomó contacto con otros grupos que presentan una lucha similar a la generada en Esquel, además de vincularse a través de la red de internet con movimientos globales de distintos lugares del mundo. En este sentido los esquelenses adhieren a una lucha conservacionista del medio ambiente que tiene representantes y militantes a lo largo de todos los países.
El Movimiento de Vecinos posee una página en internet mediante la cual interactúan con otros movimientos y dan a conocer a los “internautas” las problemáticas comunes que poseen con otros lugares de la tierra. En la página uno puede encontrar información que permite no sólo reconstruir la historia del movimiento, sino informes científicos acerca de los daños que ocasionan emprendimientos similares en otros lugares del mundo, las proclamas de distintos grupos y movimientos sociales, entre otros elementos que brindan la posibilidad de poseer un panorama más amplio que el puramente local. Además se ofrecen direcciones para obtener un contacto directo con el Movimiento de Vecinos.
Este último punto nos remite a la presencia y vinculación con elementos de la globalización, dado que en este marco se da una circulación de imágenes, personas, lugares, etc. a escala global que tienden a reducir las distancias espaciales y temporales. Según Lash, referiéndose a los movimientos ecologistas: “Si en efecto esas redes de comunicación movilizan el paradigma cultural de lo posmoderno, es mucho menos claro que pertenezcan al mundo anterior de la modernidad y a la crítica de las ideas y las ideologías” (LASH Y URRY, 1998: 406). Sin embargo, no debemos sobredimensionar este nuevo tipo de interacciones en la gestión del movimiento político, dado que el impacto en la conformación del movimiento se complementa con un tipo de interacción “cara a cara” que continúa teniendo amplia vigencia en las prácticas políticas locales. Tal como indicó una de las entrevistadas:
Personalmente me dediqué desde fines de 2002 y hasta el plebiscito a la difusión en los barrios. Pasábamos videos, charlábamos con la gente, llevábamos la palabra de algún médico; nos reuníamos en escuelas o juntas vecinales después de una convocatoria casa por casa. Después del plebiscito hicimos un intento de trabajar con grupos de desocupados que "fracasó", así entre comillas, creo que por inexperiencia y disidencias ideológicas entre los mismos vecinos que conformábamos la comisión. Siempre repartí volantes, puse la cara en los medios para hacer convocatorias o dar información y formé parte de los grupos que elaboran el material de difusión. Pero todos sabemos que podemos hacer cualquier cosa.
Tal como expresa la cita de la entrevista, las prácticas políticas institucionalizadas y posibles de sintetizar como “barriales”, debieron ser recuperadas y resignificadas para dar a conocer e incorporar integrantes y simpatizantes al Movimiento de Vecinos.[18] Dado que el acceso a la red de internet, por la cual se enviaban mensajes electrónicos posee en la región una accesibilidad limitada, el trabajo de difusión en los barrios se tornó fundamental. Por otra parte, un elemento que los autoconvocados por el NO A LA MINA, remarcan como positivo por distintos motivos, la inexistencia de jerarquizaciones al interior del movimiento, lo cual confunde a los opositores al movimiento por no hallar referentes y “jefes” a quienes culpabilizar. Por otro lado, la movilidad en los roles dentro del movimiento les permitió autoimaginarse y proyectarse como democráticos y pluralistas.
4. Conclusiones
La heterogeneidad del movimiento del NO A LA MINA, se constituyó llamativamente en uno de los elementos que mayor cohesión brindó al reclamo. En la negativa a la instalación de la minera Meridian Gold confluyeron múltiples intereses de distintos grupos sociales, esto mismo fue canalizado exitosamente a través del reclamo por ellos mismos denominado popular.
Este movimiento en algunos aspectos puede ser analizado a partir de una de las perspectivas sociológicas pertenecientes a la teoría de la modernización reflexiva. Sobre todo aquellos elementos que son similares a los movimientos ecologistas del primer mundo: la forma de manifestarse, el tipo de reclamo, la utilización de determinados mecanismos de difusión, la conexión entre lo global y lo local, entre otros. Sin embargo, también se presentan una serie de particularidades sobre todo a raíz de la combinación de un reclamo global como es el perteneciente al movimiento Verde, con los intereses de los pueblos originarios que reclaman su derecho a la tierra. En este sentido, simultáneamente interactúan elementos pertenecientes a distintos tipos de sociedades: tradicionales, modernas y algunos rasgos de la modernidad radicalizada.
Una línea a profundizar está vinculada a la perdurabilidad del Movimiento de Vecinos, como un movimiento ciudadano que trasciende la coyuntura por la resistencia a la instalación de la explotación minera. Hasta ahora está demostrando su capacidad de convocatoria a través de marchas, manifestaciones, asambleas, entre otras, a pesar de la decisión y adhesión que obtuvieron en el plebiscito de 2003.
Este es un rasgo que se presenta en las sociedades latinoamericanas, en donde hacen su aparición rasgos posmodernos con anterioridad a la resolución de la modernización. Al decir de Martín Hopenhayn factible de ser sintetizado en la frase: “POSTMODERNOS POR OSMOSIS, EN MEDIO DE UNA MODERNIZACION PENDIENTE”.
5. Bibliografía
- Auyero, Javier, (comp.) ¿Favores por votos?. Estudios sobre clientelismo político contemporáneo. (Editorial Losada, Buenos Aires, 1997)
- Beck, Ulrich: La invención de lo político, (F.C.E., Buenos Aires, 1993)
- Beck, U; Giddens, A. y Lash, S.: Modernización reflexiva. Política, tradición y estética en el orden social moderno. (Alianza Universidad. Madrid. 1997)
- Berman, Marshall: Todo lo sólido se desvanece en el aire. La experiencia de la modernidad, (Editorial Siglo XXI, Buenos Aires, 1989)
- Briones, Claudia: La alteridad del “Cuarto Mundo”. Una deconstrucción antropológica de la diferencia (Ediciones del Sol. Serie antropológica, Buenos Aires, 1998)
- DESARROLLO ECONÓMICO. REVISTA DE CIENCIAS SOCIALES, vol. 38, Nº 151, (octubre-diciembre de 1998).
- Giddens, Anthony: Consecuencias de la modernidad (Alianza Universidad, Madrid, 1997)
- Hopenhayn, Martín: Ni apocalípticos ni integrados. Aventuras de la Modernidad en América Latina. (Chile F.C.E. 1994)
- Lash, Scott y Urry, John: Economías de signos y espacio. Sobre el capitalismo de la posorganización. (Amorroutu editores, Buenos Aires, 1998)
- Lash, Scott: Sociología del posmodernismo (Amorrourtu editores, Buenos Aires, 1997)
- Luhmann, Niklas: Observaciones de la modernidad, Racionalidad y contingencia en la sociedad moderna. (Paisós Studio, Barcelona, 1997)
- Marques Daniel y Palma Godoy Mario: Distinguir y comprender. (Comodoro Rivadavia. Editorial Proyección Patagónica. 1995)
- Mariátegui, José Carlos: 7 ensayos de interpretación de la realidad peruana. (Amauta, Lima, 1969)
- Pratz, Llorenz: Antropología y Patrimonio (Ariel, Barcelona, 1997)
- Robles, Fernando: Individualización e individuación, inclusión/exclusión y construcción de identidad en las sociedades periféricas de riesgo.Lineamientos preparatorios para una sociología de la exclusión. Departamento de Sociología, Universidad de Concepción. Chile. 2000.
- Salvia, Agustín (Comp.): La Patagonia de los noventa,(La Colmena, UBA-UNPA, Buenos Aires, 1999)
- Salvia, Agustín (Comp.): La Patagonia privatizada. Crisis y cambios estructurales en el sistema regional patagónico y sus impactos en los mercados de trabajo. (Colección CEA-CBC. Universidad de Buenos Aires (UBA) - Universidad Nacional de la Patagonia Austral (UNPA). Buenos Aires. Mayo de 1997)
- Troiano, Marcelo: ...Y nació Esquel (Edición del autor, Esquel,1993)
- Troiano Marcelo. “Comportamiento matrimonial de chilenos en la zona de Esquel. (1901-1930)”. III Encuentro argentino-chileno de estudios históricos. Museo Roca. Trevelin. Chubut. 1999.
- van Dijk Teun A. “Discourse semantics and ideology” y fue publicado en la revista Discourse & Society 6/2 (1995, Sage: 243-289)
- Waldman, Peter: El peronismo, 1943-1955, (Hyspamérica, Buenos Aires, 1985)
- Zárate, Rubén y otros: Patagonia austral. Integración inconclusa y subdesarrollo inducido (Homo Sapiens, Rosario, 2000)
Fuentes utilizadas:
- Archivo de los diarios: El Oeste de Esquel, Crónica y El Patagónico de Comodoro Rivadavia.
- Panfletos e informes del Movimiento NO A LA MINA y de la empresa Meridian Gold.
- Entrevistas realizadas a miembros del Movimiento de Vecinos.
ANEXO DOCUMENTAL
Cronología
- 1999: Primer “sondeo” en Galadriel.
- Abril 2002: Presentación sobre la mina de Brancote a las autoridades encargadas de otorgar el permiso.
- Mayo 2002: Miembros de la comunidad de Esquel presentaron un proyecto y pedido de planes sociales a Brancote y Meridian. No recibieron ninguna respuesta por parte de las entidades mencionadas.
- julio 2002: Se estableció un laboratorio en Trevelin sin dar a conocer explícitamente las actividades.
- 8 de julio de 2004: Meridian da su primer conferencia de prensa expresando su deseo de ser un “buen vecino”.
- 15 de julio de 2002: Comienzan las primeras advertencias sobre el uso de cianuro por parte de docentes de la comunidad.
- julio de 2002: primeros repartos de panfletos advirtiendo los peligros de la instalación de la mina.
- 30 de julio de 2002: Charla de Dupont sobre cianuro.
- 12 de septiembre de 2002: El subsecretario de Desarrollo Económico de la provincia del Chubut: Eduardo Scagnetti, dijo ayer que la provincia tiene una importante perspectiva por la explotación de minas de oro.
- 20 de septiembre de 2002: Reunión de “Vecinos Autoconvocados”.
- Septiembre de 2002: cátedras públicas en la Universidad local advirtiendo sobre la contaminación.
- 30 de septiembre de 2002: El “movimiento ciudadano” solicita las primeras respuestas sobre la utilización de cianuro a la empresa.
- 18 de octubre de 2002: Presentación del Estudio de Impacto Ambiental. (EIS)
- 21 de octubre de 2002: El EIS es puesto a disposición del público.
- 30 de octubre de 2002: Se cierra el laboratorio de Trevelin, por decisión del consejo municipal.
- Octubre de 2002: Comienzan a desarrollarse las Asambleas vecinales para difundir y esclarecer información acerca de la instalación de la mina.
- 4 de noviembre de 2002: Se aplaza la audiencia pública por decisión de los asesores legales de Esquel.
- 7 de noviembre de 2002: Los Autoconvocados se convierten en Autoconvocados por el NO en contra de la instalación de la mina.
- 7 de noviembre de 2002: La UOCRA se pronuncia a favor del proyecto.
- 13 de noviembre de 2002: pintada por el NO A LA MINA. Presentación del proyecto para un plebiscito.
- 25 de noviembre de 2002: Se juntan 600 personas en una de las Asambleas deliberativas. Primera marcha en contra del proyecto de instalación de la mina.
- 27 de noviembre de 2002: Los medios a nivel nacional difunden información sobre el tema de la instalación de la mina en Esquel.
- 4 de diciembre de 2002: Marcha contra la mina.
- 6 de diciembre de 2002: Reunión de Meridian con la Cámara de Comercio.
- 4 de enero de 2003: Marcha contra la mina.
- 4 de febrero de 2003: Marcha por el NO A LA MINA.
- 13 de febrero de 2003: El Intendente Williams veta una ordenanza que iba a prohibir el cianuro.
- 14 de febrero de 2003. Nota enviada a la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, dando a conocer las persecusiones a distintos miembros del movimiento NO A LA MINA.
- 21 de febrero de 2003: La audiencia pública se aplaza indefinidamente.
- 25 de febrero de 2003: manifestaciones a favor y en contra de la instalación de la mina en los festejos aniversario de la localidad.
- febrero de 2003: el Intendente decide autorizar el plebiscito.
- 4 de marzo de 2003: Marcha contra la mina.
- 15 de marzo de 2003: conformación del grupo de Autoconvocados por la mina.
- 18 de marzo de 2003: sale a circulación el primer número de El ciudadano en Movimiento, del Movimiento Ciudadano de Esquel.
- 20 de marzo de 2003: marcha contra la mina.
- 21 de marzo de 2003: Se suspende la exploración.
- 23 de marzo de 2003: Se realiza el plebiscito: el sí: 18%, y el no: 81%.
- 4 de abril de 2003: Marcha por el NO A LA MINA.
- 4 de julio de 2004: en la manifestación por el NO A LA MINA de todos los 4 de cada mes se instala un monolito frente a las instalación de la minera en el centro de la ciudad de Esquel.”
Brígida Baeza
Comodoro Rivadavia
[1] Este trabajo tuvo su origen a partir de la elaboración de una reseña bibliográfica presentada en la visita del sociólogo Scott Lash a la UNPA (Caleta Olivia) el 12 de julio de 2003. La necesidad de problematizar la corriente teórica en torno a las nuevas formas de reflexividad que se debaten en el área de la sociología, consideré válido analizar qué aspectos de la misma pueden o no ser recuperados para el análisis de los movimientos sociales en un caso de la periferia del sistema global.
[2] Docente de la cátedra de sociología de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la U.N.P.S.J.B., becaria doctoral del CONICET. Doctoranda en la Facultad de Filosofía y Letras (UBA).
[3] Tal es la autodenominación que difunde el movimiento en la actualidad. Hacia 2003 de autodenominó Movimiento Ciudadano de Esquel.
[4] Localidad de aproximadamente 30.000 habitantes, ubicada al noroeste de la Provincia del Chubut. Sobre el poblamiento de grupos originarios, grupos inmigrantes de chilenos, vascos, galeses, italianos, entre otros, ver las obras del historiador Marcelo Troiano: ...Y nació Esquel (Edición del autor, Esquel,1993) y “Comportamiento matrimonial de chilenos en la zona de Esquel. (1901-1930)”. III Encuentro argentino-chileno de estudios históricos. Museo Roca. Trevelin. Chubut. 1999.
[5] Entre los riesgos que provocaría la explotación se encuentran: la utilización de 1,5 millones de litros de agua por día; remover 45 millones de kg. de roca con explosiones diarias durante diez años; la utilización diaria de 6 toneladas de cianuro de sodio, 400 kg. de ácido clorhidrico, 400 kg. de soda cáustica y litargirio, entre otros elementos que tardan cientos de años en degradarse. Sumado a las ganancias desiderales que representaría para la empresa por estar exenta de impuestos, en diez años la empresa minera ganaría; 1.500 millones de dólares, mientras que el gobierno provincial sólo obtendría un 2% por regalías, pero debería pagar un 5% de reembolso a exportaciones al salir el oro por puertos patagónicos.
[6] Beck caracteriza la sociedad de riesgo, como un sistema y cambio de época en tres esferas: “...de la moderna sociedad industrial con los recursos de la naturaleza y de la cultura;...de la relación de la sociedad con los peligros y problemas por ella generados, ...que...sobrepasan los elementos de las representaciones sociales sobre la seguridad;...la disolución, la destrucción y el desencantamiento de las fuentes de pensamiento colectivas... de la cultura social industrial...” Ulrich Beck: “Cap. II. De la teoría crítica a la autocrítica de la sociedad de riesgo”, en: Beck, Ulrich: La invención de lo político, (F.C.E., Buenos Aires, 1993), pág. 35; también podemos mencionar el análisis que propone Niklas Luhmann acerca de la conciencia del riesgo que viven las sociedades actuales, dado que a partir de la denominada posmodernidad se evidencia la pérdida de confianza en las descripciones que la modernidad realizó de si misma, y la inseguridad en sus creaciones. Luhmann propone centrarse en el carácter estructural de la sociedad moderna como un sistema funcionalmente diferenciado, para lo cual es necesaria distinción entre autorreferencia y referencia ajena; para Luhmann sólo el conocimiento científico puede someterse a sucesivas observaciones, e integrar los resultados en un sistema. En: Niklas Luhmann: Observaciones de la modernidad, Racionalidad y contingencia en la sociedad moderna. (Paidós Studio, Barcelona, 1997) Pp. 26-47.
[7] En el sistema japonés la estructuración del sistema se da en un sentido horizontal, por lo tanto de la misma manera son organizadas las estructuras de información. En cambio en el sistema alemán que está basado en la generación de productos mecánicos, predomina la fusión de dos sistemas de información: el educativo y la empresa. Por lo tanto las relaciones son menos horizontales y colectivas que en el caso japonés. Por último en el sistema anglosajón se presenta la combinación de la horizontalidad a nivel de los puestos medios y altos, y la verticalidad en los puestos de menor nivel. Quienes se encuentran con mayor capacitación compiten en el mercado por imponer sus proyectos en diferentes empresas. Las diferencias presentes entre los tres sistemas, posicionan al modelo anglosajón como aquel en que las estructuras informativas alientan a un tipo de consumo reflexivo, en “4. Acumulación reflexiva: estructuras de información y sistemas de producción” : Lash, Scott y Urry, John: Economías de signos y espacio. Sobre el capitalismo de la posorganización. (Amorroutu editores, Buenos Aires, 1998).
[8] En el caso del movimiento del NO A LA MINA, se realizaron diversas formas de participación, entre las que se encuentran multitudinarias manifestaciones, distribución de información en mesas instaladas en la vía pública, pintadas en la calle frente a las oficina de la minera, murales alegóricos, “escraches”, festivales artísticos, entre otras. El movimiento del NO A LA MINA, se junta todos los 4 de cada mes a manifestarse mediante distintas alternativas. En una de las últimas manifestaciones realizadas, cortaron una de las calles céntricas de Esquel donde aún mantiene sus oficinas la empresa minera para colocar un monolito que recuerda la decisión popular del NO A LA MINA. “Marcharon y colocaron monolito” en: Diario El Oeste, 6 de julio de 2004.
[9] En promedio Patagonia presenta en base a los datos de 1991 un 40% de población migrante, con un claro predominio de los nacidos en Argentina. En el caso particular de Esquel se registró un crecimiento poblacional de 75,2 entre 1980 y 1991. Informe “La población de la Patagonia. Aspectos de su dinámica a partir de la información censal” Senado de la Nación. 1993.
[10] Al perder la base material que sustentaba una determinada región o ciudad, se busca activar elementos de las identidades de referencia y la atracción de inversiones o promoción turística, Llorens Pratz, Antropología y Patrimonio: (Ariel, Barcelona, 1997)
[11] “Periferia de la periferia” en cuanto a que dentro de un mismo estado se crean situaciones de colonización interna.
[12] Una de las medidas que impactó en la zona fue la protección que recibían los trabajadores rurales a partir del Estatuto del Peón de Campo, sobre este tema ver: Waldman, Peter: El peronismo, 1943-1955, (Hyspamérica, Buenos Aires, 1985)
[13] El concepto de aboriginalidad que recupera Claudia Briones de la antropología australiana, permite explicar por qué las (auto) adscripciones como “indígenas” han perdurado a través del tiempo y ayuda a entender que la alteridad del Cuarto Mundo es una constante multiposicionada co-producción de distintos “ellos” y “nosotros” en base a una cierta idea de preexistencia. En base a esta idea se han construido distancias temporales, territoriales y sociales, en Briones, Claudia: La alteridad del “Cuarto Mundo”. Una deconstrucción antropológica de la diferencia (Ediciones del Sol. Serie antropológica, Buenos Aires, 1998), Pág. 256.
[14] Walmapuche significa territorio ancestral mapuche.
[15] En una charla informativa brindada por el Movimiento NO A LA MINA de Esquel, se le otorgó la palabra al “Longko Quilaqueo”. Quilaqueo consideró que era una buena oportunidad para solicitar a los presentes que luchen por la no desaparición de las tradiciones mapuche, y en clara oposición a la modernización que pretende introducir la minera en la explotación recalcó: “...nosotros no necesitamos máquinas, tenemos buenos brazos, hombres, mujeres para sacar el oro”. Esta frase está vinculada a la relación ancestral de los pueblos originarios con los metales. Nota de trabajo de campo, 2 de julio de 2004, Comodoro Rivadavia.
[16] Uno de los acontecimientos que tomó estado público y generó una serie de demandas judiciales fue el desalojo de la familia Curiñanco de las tierras de la Compañía del Sur del grupo Benetton, por el Juez Colabelli de Esquel. Diario EL Patagónico, 5 de mayo de 2004.
[17] Esta contradicción es remarcada por Lash: “En la sociedad de riesgo, la ciencia aparece como la que más riesgos produce, aunque en gran parte sean invisibles a nuestros sentidos”. Lash, Scott y Urry, John: Economías de signos y espacio. Sobre el capitalismo de la posorganización. (Amorroutu editores, Buenos Aires, 1998). Pág. 395.
[18] Sobre la persistencia de prácticas políticas “cara a cara”, tal como el clientelismo y la política barrial, y que minimiza el impacto que puedan tener los efectos mediáticos, ver: Javier Auyero: “Evita como perfomance. Mediación y resolución de problemas entre los pobres urbanos del Gran Buenos Aires”, en: Auyero, Javier, (comp.) ¿Favores por votos?. Estudios sobre clientelismo político contemporáneo. (Editorial Losada, Buenos Aires, 1997). Pp. 169-232.

Sábado 10 de Julio de 2004: Presentación del libro Animal Teórico de Juan Carlos Moises

16:45 – Presentación del libro “Animal Teórico” (Poesía) de Juan Carlos Moisés.
(Esc. De Arte, Sala Héctor Yánnover) – 30 minutos
Animal Teórico
Soy un caballo

Soy un caballo
cambiando de pelo
-pelechando;
es la marca de los días.
En el oído me dicen
que sólo voy a necesitar
un par de zapatos y un buen sombrero
para presentarme en el concurso
de belleza espiritual.

En un momento del día

“Hay un camino que recorrer para llegar a la piedad”.
Marcel Schwob
Solo fue cuestión de retener
Por un momento
El humo de las casas,
el olor de las frituras, los gritos
de unos chicos que corrían sin parar
detrás de cuatro galgos flacos.

Unas mujeres tendían ropa lavada
en el último hilo del alambrado:
el alambre de púas.
Miraban como miran quienes esperan
que ocurran los milagros.
Caminé a la par de la alameda
haciendo equilibrio en el borde
angosto del canal y seguí
hasta el final del sendero
donde un viejo huraño, pies
en el agua, seguía de reojo a una vieja
que se acercaba callada al caserío
con un atado de leña sobre los hombros.
La vieja india le hizo una mueca,
le sonrió al viejo chimango.
Y debió de haber sido
la única vez que la vieja sonreía
en lo que iba del día.

La lista de las compras

‘Mi amor, la alegría de oír abrazados,
en el amanecer todavía oscuro,
a los primeros teros
después del largo
y no muy amistoso invierno.’

No te imaginás, dice mi mujer,
la cara que puso el chico del mercado
cuando descubrió por azar
las palabras escritas al dorso
de la lista de las compras
que le alcancé sobre el exhibidor
de las carnes frescas del día;
y la mía, dice ella, mi cara de no saber
qué decir en medio de la ansiedad
de los clientes, cuando me devolvió
el papelito confesando sin pudor
que le gustaban los poemas de amor.

Qué iba yo a pensar, cuando el barullo
de los teros nos despertó en la mañana
y con el apuro fui a escribir a ciegas
en el primer papelito que encontré
sobre la mesa, que el entusiasmo
de ese acto mínimo y fugaz
por la retirada del invierno
iba a tener tan rápido como canta el gallo
el consuelo involuntario de un lector
enamorado.

Otros veinte años
a Milton Jones
Y bueno, ya entraste;
los botines con barro dejan la marca,
la visita deja la marca, el invierno
deja la marca; después barremos, pasamos
el trapo húmedo, lo pasamos.
No será la última vez
que dejes una marca en el piso.
¿Unos mates, un vino tinto?
Nada, mates no, vino tampoco.
¿Un té, galés, inglés, en hebras, en saquito,
lo que sea? Ni un té, nada entonces;
¡qué clase de galenso, galés, eh galés, ah
una manzana!
Bueno, una manzana es algo.
Una manzana es algo más, no hay duda.
La edad no perdona nada, nadie perdona,
no perdonamos.
Mejor comamos unos bifes
a la plancha, vuelta y vuelta, jugosos.
Ahora sí el vino. ¿No? No querés
hablar de más, querés estar sobrio,
ver lo que pasa, no dar vuelta
la cara, no dejar que crezca
el bigote en la cara, que no
se te pegue la tristeza en la cara,
no querés tapar con la gorra la mano
ni tapar con la mano la cara,
querés tener los ojos bien
abiertos, la boca
en guardia.

Pasaron veinte años.
Volvamos a tener veinte años,
nada más, volvamos, volvámonos.
Creo que estoy hablando mucho; si estoy
hablando mucho avisame,
tenés que avisarme
antes de que pasen otros veinte años.

Cartas

1 – Carta de Groucho Marx

Es sumamente grato saber
que una persona como usted
se ríe con nuestras películas,
ese alivio momentáneo para el espectador
que me hace sentir
un enfermero de celuloide.

Doy una pitada larga y respiro
la breve vanidad que me permiten
sus elogios;
y aunque no lo parezca
estamos juntos en esto,
porque mientras usted sostiene
que la existencia es un film
que siempre termina mal,
yo lucho grotescamente contra la nada
tratando de superar
algunas dudas malditas
que no me dan respiro.
Es que a fuerza de vivir sin resignar
la pizca de placer que significa
permanecer dentro de este esqueleto personal,
hay días en que no puedo superar el horror
de pensar que sólo soy una hormiga
frágil y ridícula
que entretiene a la multitud.

(Lástima que un film no dura una vida,
sólo unos pocos y rápidos gags)

Agradecidamente suyo,
Groucho Marx.

2 – Carta a Groucho Marx

Verá, hago esfuerzos
para que el bigote me crezca
lo suficiente
y los ojos reboten saltarines
en las órbitas,
intento pensar en mujeres bonitas
y caminar ágil y flexionado
sin que el habano
se me caiga de la boca,
pero es inútil, no me sale,
y es obvio
porque el ilusionista es usted
para quien lamentablemente un film
no dura toda la vida.

Respecto de su comentario final
permítame decirle, a manera de consuelo
pero sin ninguna clase de suspicacia,
que entre un hombre y una hormiga
me quedo con la hormiga,
especialmente si yo soy el hombre.

¿Un libro merece mejor suerte?

Atentamente, su admirador
Franz Kafka.

3- Carta a Franz Kafka

Amigo mío
(prefiero llamarlo así
para no inquietar su modestia,
pero no crea que mi ingratitud
se olvida de agradecer lo que, no sé,
involuntario o compasivo hizo por mí)
es hora de escribirle, y también
por qué no, a través de su persona,
llegar a los que tienen un ojo
atento baboseando el papel,
los queridos lectores,
o como quieran llamarse
o ser llamados
(pero no por mí);
un nombre, después de todo,
no es poca cosa, ni siquiera lo es
una letra, una sola,
y menos que eso es esto que soy,
uno más entre los muchos seres vivos sin mañana:

a todos quiero decirles
que se está bien en este cuerpo,
casi tanto mejor que en el otro.

Para qué voy a mentir en esta condición,
ni a usted ni a mí ayudaría.
Piense lo que quiera;
ser el que ahora soy
tiene sus ventajas.

La verdad es que ya no me dan ganas
de volver a ser el que fui.

Gregorio Samsa ya no es más mi nombre.

4 – Carta a Gregorio Samsa

Gregorio, haber cruzado
algunas cartas con Franz
me obliga moralmente a escribirle
aunque no me conozca.
Pero quede claro que él no me ha pedido
ni me pediría nunca
que haga las veces de intermediario.
Sé que lo aventajo en haber tenido la suerte
de asistir con desgarradora emoción y asombro
a su célebre metamorfosis.
Usted me dirá que sólo el lector puede gozar
con semejante acrobacia literaria
y nunca el propio personaje.
Franz hizo lo que debía hacer
tratándose de un hombre con su talento.
No haberlo hecho habría sido imperdonable.

Sabemos que no es difícil mimetizarse
con el personaje, más bien es lo corriente,
en particular cuando el personaje roza
la perfección, y pensando
en usted antes que en Franz
se me ocurre mencionar aquel famoso
“Madame Bovary soy yo”
que ahora repito a discreción.

La verdad es que no estoy acostumbrado
a estar de este lado, mi estado natural
es estar en un lugar como el suyo,
observado por muchos ojos
en la oscuridad de una sala,
y créame que entiendo su situación.

Ahora usted es otro y eso no se discute,
pero sigue estando en este mundo
y tiene derecho a él tanto como el que más.
¿Por qué dejar el lugar disponible a los otros?
Si le sirve de consuelo, yo no lo haría en su caso.

No sabe cuánto me gustaría que viera
alguna de nuestras comedias,
que son más caóticas y disparatadas
de lo que quisiéramos.
Muy a pesar del guión
improvisar y dejarnos llevar
por la intuición es lo que hacemos.
Apuesto a que se le escaparía una risa
en medio de la sala o miraría encantado
a las lindas actrices que comparten el reparto.
Me daría por cumplido si así fuera.

Tal vez piense que un tipo como yo
no tiene nada que ver con alguien
tan prudente como usted,
pero no es así; toda cara tiene su contracara,
sólo que yo la disimulo en mis muecas enamoradizas
y en las contorsiones graciosas de mi cuerpo.
Que reímos en medio de la nada, por nada,
y que eso vendría a ser todo, no escapa a mi certeza,
pero disimulo como si no lo supiera.
En ambos casos mi secreto es tratar de parecer
lo menos patético posible.

Si gusta, lo invito a compartir
una charla informal; tomaríamos algo
y caminaríamos a la sombra
de la arboleda que hay cerca de casa.
Cuando puedo hago ese recorrido
hasta el lago en el parque; me hace bien.
Ayer fui caminando con medio cuerpo al sol
-igual que cuando era chico y jugaba
sin importar que me estuvieran viendo-
y como nunca antes tuve la fuerte
sensación de que ninguno
de los dos lugares era único y definitivo.

Gregorio, burlemos la realidad
de la literatura y hagamos de cuenta
que no llegamos a las últimas páginas,
su voluntad aún no murió, y al menos
por el momento no hay quien lo llore
ni quien se ponga feliz por su triste final.
Debe creerme que pienso mucho en usted.

Con respeto y solidaridad,
Groucho Marx.

Juan Carlos Moisés
Sarmiento – Provincia del Chubut

Sábado 10 de Julio de 2004: Presentación del libro Azzabache de Soledad Davies, por Juan Carlos Moisés

16:10 – Presentación del libro “Azzzabache” (Poesía) de Soledad Davies. En la Sala Héctor Yannover de la Escuela de Arte, se realizó la presentación del libro de Soledad, una poeta nacida en Comodoro Rivadavia, que contara con la voz del poeta Juan Carlos Moisés que para tal ocasión dijo lo siguiente:
Presentación del Libro de Poemas “Azzzabache”, de Soledad Davies

UNO: Me voy a tomar el atrevimiento de hacer un poco de historia. El año pasado supe que Soledad Davies era una joven de Comodoro, que escribía poesía y que estudiaba en Buenos Aires. Lo supe por su madre, a quien conozco por razones laborales. Y quiso el azar que el hermano de Soledad fuera compañero de estudios de mi hijo menor, en la universidad, en Buenos Aires. Fue entonces que al ponernos en contacto supe que Soledad tenía un libro inédito y que su intención era enviármelo para que lo leyera y le diera una opinión. Lo primero que pensé, al tratarse de una joven de veinte años, fue que me iba a encontrar con poemas primerizos, entre regulares y discretos, como suele ocurrir en estos casos. La sorpresa fue muy grande cuando recibí el libro completo por correo electrónico. Lo leí con asombro y con gran interés. El libro era muy bueno. Era un gran primer libro. Parecía que lo había escrito alguien con mucha experiencia en la escritura. No siempre se alcanza un logro semejante con el primer libro. Encontrar una voz, un tono, no es tarea sencilla. Todos sabemos que casi siempre la solidez en la escritura se alcanza a fuerza de años de trabajo. Ese libro era AZZZABACHE, editado un año después en Buenos Aires por el sello La Bohemia, y que ahora estamos presentando en Comodoro, la ciudad natal de Soledad.
DOS: Alguien dijo que la verdadera prueba de imaginación era ponerle nombre a un gato. Creo que también puede ser un desafío a la imaginación ponerle el título a un libro. Y AZZZABACHE es un bello nombre. Por lo que significa poéticamente y por cómo suena en nuestra boca este nombre al momento de pronunciarlo. AZZZABACHE. Las “zetas” repetidas son como dos adjetivos en uno. Y son, además, una especie de guiño al lector. Cada una de las “zetas” podría ser, también, lo que se cuenta en clave de poesía.
TRES: Este es un libro breve, tiene pocas palabras y se puede leer más o menos de un tirón. El libro no tiene una sola palabra que sobre ni que falte. Con lo menos puede lo más. Invita a leer un poema detrás de otro sin detenernos hasta el final. Y es en la lectura, en la experiencia de la lectura, que el libro se amplía, como una caja de resonancia. Es un libro, digamos, con levadura. La levadura que necesita toda poesía para alcanzar su verdadera dimensión. Trataré de estar a la altura de la circunstancia y decir lo necesario de este libro, que no deshonre la precisión de los poemas acá escritos. Sí, el libro es breve, pero la carga poética es intensa.
CUATRO: Hace unos pocos días me fue a visitar un amigo. Es lector de poesía, y ha publicado un librito hace ya algunos años. Le mostré el libro de Soledad. Lo comenzó a leer de pie frente al ventanal, con el sol del invierno en la cara. Yo de paso le comenté quién era la autora, lo poco que sabía, lo poco que sé. Leyó cada poema con detenimiento y en algunos casos en voz alta. Se dio cuenta enseguida que se trataba de buena poesía. Se detuvo en varios, pero en uno en particular, que repitió acompañando el gesto con el dedo en el aire (como Pedro Rojas, en el poema de Vallejo): “trazaste un círculo / alrededor de los ángeles / ellos quisieron ser invisibles” Lo repitió, y también el movimiento del dedo apenas rozando el vidrio. Todavía lo veo hacer ese movimiento. Esto me lleva a otro poema que dice: “un círculo de palabras en busca de la palabra”. Es el modo en que Soledad escribe: una vez dentro de ese círculo se transforman en poesía.
CINCO: A poco de comenzar a leer, percibimos que AZZZABACHE está escrito en “estado de poesía”, “en estado de alerta”, digamos, como gustaba decir a Edgar Bayley. Los poemas están escritos con finísima precisión. Sin embargo, Soledad no ha necesitado palabras extrañas al habla cotidiana. Este es un logro. Acá la lucha antes que con el idioma es con la materia poética.
Esta poesía nunca es lineal, siempre tiene un sentido otro. La literatura, y la poesía en particular, es “lenguaje cargado de sentido”.
Esta es poesía escrita con los sentidos y con la experiencia; una experiencia amplificada tanto por la verdad como por la belleza de la imagen poética.
Recorre el libro un tono confesional, intimista, a través de imágenes sugestivas y bellas. Es poesía que tiembla, que late, que exalta momentos luminosos y se expone ante el dolor, la búsqueda, la pregunta. Poesía que compromete nuestra sensibilidad, nuestro sentido estético, nuestra inteligencia. Es poesía conceptualmente lograda.
En los poemas se cumple cabalmente aquello que dijo Marianne Moore: “En un poema las palabras tienen que ser tan agradables al oído como el sentido a la mente”.
SEIS: Los poetas mayores siempre debemos alentar a los poetas que se inician. Debemos alentarlos aun cuando sus logros no sean los esperados. Debemos alentarlos para que sigan escribiendo y se superen con el tiempo. A veces sólo necesitan tiempo y confianza, porque el talento ya lo tienen. Y otras veces el talento viene con el trabajo.
A Soledad Davies debemos alentarla por dos cosas:
1- Porque es una poeta que se inicia y publica muy joven su primer libro.
2- Y porque AZZZABACHE es un logro para la poesía. Por extensión, es un logro para la poesía de la Patagonia, y lo es para la poesía de Comodoro. Esto debemos decirlo. No es común que una voz joven irrumpa con tanta madurez poética. Esto es una realidad. Y no sólo tenemos que alentarla. Debemos cuidar, apoyar, difundir su poesía.

Juan Carlos Moisés
Sarmiento – Provincia del Chubut

Sábado 10 de Julio de 2004: Fábricas recuperadas y autogestión obrera, a cargo de Marcelo García

16:20 – “Fábricas recuperadas y autogestión obrera” – charla a cargo de Marcelo García (Esc. De Arte, Auditorio Joaquín Gianuzzi)

Sábado 10 de Julio de 2004; Mesa de Lectura Poesía; Carrasco, Gonzalez, Meyer y Hollman

15:45 – Mesa de Lectura – Poesía – Cristian Carrasco, Sebastián González, Carolina Meyer y Mercedes Hollman (Esc. De Arte, Sala David Aracena)

Sábado 10 de Julio de 2004: Aportes para el trabajo con jóvenes que se hallan en situaciones de riesgo social, a cargo de Patricia Luli

15:40 – “Aportes para el trabajo con jóvenes que se hallan en situaciones de riesgo social” – charla a cargo de Patricia Luli , Licenciada en Trabajo Social, proveniente de Saladillo, Provincia de Buenos Aires, y que se desarrolló en el Auditorio Joaquín Gianuzzi de la Escuela de Arte. A continuación reproducimos lo expresado por la Licenciada.
“Definir que los adolescentes se encuentran atravesando distintas situaciones de riesgo social, es poder pensar la posibilidad de no fijarlos en un lugar del cual, resulte muy difícil salir.
Riesgo social son todas aquellas situaciones materiales, familiares, sociales y emocionales que no les permiten a los adolescentes desarrollarse plenamente. La asociación civil, Agruparte, es una ONG que tiene dos programas con adolescentes:
Centro de día y el “Taller Escuela El Vagón”.
El Centro de día, que en realidad trabaja por la noche y los fines de semana (ya que son los horarios de más riesgo en la calle), al igual que el _Taller Escuela trabaja en tres ejes bien definidos:
1-INTERVENCION GRUPAL
2-INTERVENCION INDIVIDUAL
3-INTERVENCION FAMILIAR / COMUNITARIO

1- INTERVENCION GRUPAL:
Partiendo de la tarea (con el diseño de talleres que se puedan autofinanciar, Panadería y fabricación de artículos de limpieza) se trabajan las distintas actitudes y aptitudes para una mejor integración. Se trabaja las situaciones de conflicto que se suscitan y las situaciones de violencia Amasando o envasando, se van ensayando distintas maneras para una mejor convivencia. Aquí aparece la PALABRA como el gran instrumento o herramienta pedagógica y terapéutica. En los varones permutar la actuación por la palabra, poder decir implica un modo de evitar la resolución del conflicto con la violencia física. En las mujeres la palabra es el modo de poder visibilizar situaciones emocionales que de otro modo quedan silenciadas. En los varones los temas conflictivos están relacionados con la violencia física. Los adolescentes que llegan a la Institución lo hacen derivados de distintas organizaciones educativas debido a situaciones de violencia graves suscitados allí, por el Juez de Paz, debido a situaciones de trasgresión a la ley. También los propios chicos son muy buenos derivadores de otros chicos que ellos consideran que está atravesando alguna situación que lo pone en peligro. Las chicas llegan en su mayoría por otras chicas que participan de la Institución. Los grupos de trabajo son pequeños (no más de 10). En la cotidianidad y con la tarea por medio se van señalando situaciones ayudando a pensar, escuchando y generando un espacio de confianza para ser testigos de sus acciones y no cómplices, significa que escuchar significa poder intervenir desde un lugar educativo. Esto se pacta con el/la adolescente. Es fundamental aquí el lugar del COORDINADOR, encargado de la tarea y de los vínculos. Es quien acompaña el proceso del grupo. Todas las tareas productivas (tanto las del centro, como las del Taller escuela) significan un reconocimiento monetario para los adolescentes como incentivo a su tarea. De allí que es fundamental que el producto pueda instalarse en la comunidad.
2 - INTERVENCION INDIVIDUAL:
Cada adolescente que participa de la ONG tiene la posibilidad de un espacio terapéutico individual si bien creemos que lo ideal sería poder utilizar los espacios de servicios comunitarios (relacionados con la salud mental),la fragilidad de sus actitudes hace que se requiera de las psicólogas en el espacio institucional y en el horario de trabajo cotidiano. El tiempo para que cada adolescente se apropie de esta oferta es distinto, y es aquí donde es necesario ir contratando con cada quien el modo y el tiempo de trabajo.
3 - INTERVENCION FLIAR/ COMUNITARIA:
El ser “un centro de día” pauta un marco que diferencia el trabajo con chicos judicializados. Los adolescentes que asisten a la Institución tienen, aunque frágiles en muchos casos, redes familiares o barriales que los sostienen y que ellos traen como referencia para comenzar un trabajo. Las familias de los chicos que participan de la organización, son familias multiproblemáticas donde los adolescentes tempranamente deben arreglárselas solos ya que son muchas las pobrezas con las que los adultos se encuentran cotidianamente y a las cuales deben hacerles frente. Muchos referentes adultos creen que ya “salieron torcidos” y que su intento de acompañarlos no es válido. Por distintas razones ponen el énfasis en las funciones nutricias de los más pequeños dejando las funciones normativas para la escuela o las instancias judiciales .Este abandono de sus funciones de crianza debilita la posibilidad de acompañarlos como adultos para que ellos se habiliten como adultos referentes de sus hijo/as. Frecuentemente los adultos llegan a la Institución frente a la urgencia (fuga de hogar, situaciones límite de alcoholismo o adicción, robo, etc). Pasada la urgencia que los moviliza, desaparecen, resultando muy difícil instalar un espacio sostenido de conversación y reflexión. En relación a la posibilidad de integrare a actividades comunitarias muchos de los y las adolescentes asisten en forma asistemática a la escuela (o por permanentes suspensiones o por dificultades individuales), y no tienen redes sociales sostenidas. Algunas de las dificultades de integración está relacionada a la falta de anonimato y a la estigmatización de las personas, por su historia o su apellido (portación de apellidos), características propias de ciudades pequeñas. Formar “parte de un grupo” fortalece y soporta, para poder enfrentarse y no integrarse a grupos diferentes. Esto frecuentemente genera conflictos violentos entre grupos que se visten diferente, o que tienen distintos gustos musicales. Acompañar a disfrutar de las diferencias y no vivirlas como amenazante es parte del desafío institucional con los adolescentes. De allí que se los acompaña a participar de actividades comunitarias diversas. Esto es solo un par de pinceladas para pensar el trabajo con jóvenes que se hallan en situaciones vulnerables, el resto... lo armamos entre todos.

Licenciada en trabajo social Patricia Mónica Luli
Directora técnica de la Asociación civil Agruparte
Saladillo-Provincia de Buenos Aires
T.E .0234415400063
patrimluli@yahoo.com.ar

Viernes 9 de Julio de 2004: Celebriedades

01:30 – “Celebriedades” : Este Recital de Poesía estuvo a cargo del Grupo homónimo, Celebriedades, con la presencia de los poetas de Neuquen, Raúl Mansilla, Tomás Watkins, Carlos Blasco, Aldo Novelli, Sebastián González y Cristian Carrasco, e invitaron a participar del espectáculo al poeta local Andrés Cursaro. El recital, con buen marco de público, se desarrolló en el Café Literario del Centro Teatro, San Martín 1071, de Comodoro Rivadavia y por supuesto, en el marco de la II Feria de la Palabra.

Viernes 9 de Julio de 2004: Darse Cuerda: Leslie Burón y Rubén Gómez

23:30 – “Darse Cuerda”: Se ofreció un recital de Música y Poesía a cargo de los guitarristas Leslie Burón y Alejandro Otegui y el poeta Rubén Gómez en el Austral Bar & Lounge, que se encuentra dentro del Hotel Austral Plaza. La poesía de Gómez une los temas musicales y si se sabe escuchar los presenta con sutileza, logrando que los temas puedan amalgamarse en la unidad del show. Su autor es Rubén Eduardo Gómez, poeta nacido en la Capital del Petróleo en 1965.

Viernes 9 de Julio de 2004: Mesa de Lectura de Poesía: Ketty Lis

21:00 – Mesa de Lectura – Poesía: A cargo de Marta Cwielong, poeta y editora de Libros de Alejandría, de Témperley, Provincia de Buenos Aires; Roberto Goijman , poeta de Trelew, Provincia del Chubut y editor de la Revista Patagonia Poesía, Majó Abeijón, poeta de Rada Tilly, Provincia del Chubut y Ketty Lis, poeta de Rosario, provincia de Santa Fé y webmaster de Poéticas, una página que pretende la difusión de la poesía del país. La mesa cerró las actividades del viernes en la Escuela de Arte, y se desarrolló en el Auditorio Joaquín Gianuzzi.
Ketty Alejandrina Lis leyó los siguientes poemas:
Madrugada
Un cierto día de marzo
nació
la opacidad de un río subterráneo.
Un globo iluminado bajó hasta la pradera
recorrió palmo a palmo los ríos y los lagos
y en el medio del monte como si fuese un dios
se acomodó el anciano.
Después de mucho andar
vertió gotas de vida en la semilla
hizo un secreto cálculo de cara al horizonte
para zarpar el viento fue propicio
y sin decir adiós se ha evaporado.
Hoy
un raro punto ígneo se reflejó en el agua
a un trazo iluminó la mansa y dulce manzanita de cristal
saltó luego hacia mí
se acomodó con gracia hacia el costado izquierdo de la mesa
y yo
absorta
miré su último destino en la vara que sahumeria.
Una figura transparente parece estar de pie
inmóvil
sobre una piedra hermosa en su pureza
ella se dibujó de golpe y si se observa bien
es una pira
aunque no se consume
no
se expande en un abarcador deseo de profundo abrazo
mira en silencio
y en silencio espera.

Y he aquí mi queja
anciano que vienes caminando de un lugar
y te vas sin decir adiós quién sabe dónde
nadie al entrar por la puerta de las lágrimas nos dice
que el número de la blancura es uno
y uno también el cuenco de azabache que nos mece.
¿Quién
di quién maltrata sin piedad las ramas
quién no protege los capullos?
De este lado del estanque hubo dos
ahora hay uno
la trama con el tiempo siempre escaso
ya no saben jugar en otro espacio
que en imagen dudosa
a distancia.
Bajo la arcada
una carta aunque breve
se obstina en presenciar la ausencia
de hoy
que no es precisamente Miércoles de Ceniza
pero Tom tose acodado en la ventana
el muelle es un timbal que percute en las olas
no hay derecho
no hay derecho me digo
más que despierta insomne
casi a las seis de la mañana.
Algunas chimeneas están con su bocaza abierta
son incontables las ventanas de los edificios
y no sé por qué
firme y sólido ahí sigue el destello.
Di anciano
¿la persona que no duerme esta noche
como yo no duermo
será un enfermo de absolutos en un mundo sano
o un ser sano buscando lo absoluto en un mundo enfermo?
La niebla se ha expandido por la casa
diez pisos más abajo alguien silba
diez pisos más arriba alguien
el cuerpo calcinado
no sabe en cuál de los armarios se ha desintegrado el sol.

Bajo continuo
A Marta Cwielong
La tarde parece andar morosa en el Torreón del Monje
luego un lago
lejos
lujo del verano
en el rosal solitario calle abajo
varilla de ámbar encendida por el mar cercano y rumoroso
y arriba
vaho y vida entre los músculos
olor salobre
áspero.
La tarde parece patinada en ocre
por un fogoso foco que espléndido circunda el círculo lunar
más allá de la escala que espera para alzar su vuelo sin un rumbo
estable/
subida al velamen de los barcos.
Cerca
un chiquillo solitario
el sueño suave
la cara sucia
tristeza
en la fotografía de la adolescente
con sombrilla de encajes y pamela blanca
y un caballo
galopando al conjuro liviano de los bosques
su espíritu herido de morado en la serena blandura de la arena.
Lo salvaje del caballo se estremece
se asoma a una casi noche enrojecida
donde debiera lucir el arcoiris
para esta joven que mira desde un pasado sin retorno.
Dónde habrán ido sus criterios
dónde sus contradicciones
porque bien pudo compartir
el rígido ritual de la mesa familiar
y hacer secretamente el amor a la hora de la siesta
al amparo de los árboles del parque
del agua clara saltarina de la fuente
en un “palacio entre luz humosa.”
Es posible también que haya celebrado su boda ante un altar
abarrotado de figuras
a veces valiosa presencia de lo artístico
siempre inútiles
y ser una elegante dama en Buenos Aires, Londres o París
aunque su cuerpo se ha desintegrado igual
con la custodia de un ángel de mármol de Carrara
comprado carísimo en Italia.
Perdió de todos modos la burbuja del misterio
lloró de todos modos la huida del misterio
al entrar en los sueños dulces
turbios
que en las mañanas se deshacen.
Fue ciertamente hermosa y quizá murió muy joven
o quizá soportó la ancianidad cegando el cristal de sus espejos.
¿Su libro preferido habrá sido la romántica historia de María?
Por qué la taiga si hasta ayer parecía florecer la primavera
prometiendo sembrar un ramo de jazmín
sobre sus párpados
¿Tal vez pudo internarse
en la profunda y bella fronda de La Sonata a Kreutzer?
Es posible que en algún momento un ojo zarco detrás de los azogues
espesa tundra interna
demiurgo en sí
haya escuchado el latido del océano
presumiendo
apresurando
la certeza de que no había demasiadas diferencias
salvo una simple y lineal cuestión de circunstancias
con aquella muchachita marchita y tan callada
a quien le regalaba sus prendas de interior
algunas de sus blusas
algunas de sus faldas
y sus zapatos viejos.
Su sola transparencia
cardo ancestral
perdida zarzamora
sólo puede mirar el andar bullicioso las madrugadas
asomada al paredón interminable de la Recoleta.
Es posible

imaginar en ese rostro terso de la adolescente
fotografiada con sombrilla de encajes y pamela blanca
rojas ramas en el roble
que sostienen la saliva volátil de los vivos
la soledad esteparia de los muertos
aunque la magnitud del tiempo se pierda sin consuelo
en la zona movediza de un desierto fugaz
donde la historia de cada historia personal se esfuma
en la hora del estruendo sin estruendo
en la hora del silencio con silencio
en los bordes imprecisos de la noche
madrugada al caer
mientras los arbolitos de la calle están sin sus tutores
esqueletos de hierro
pintados sin imaginación de negro
basural de latas vacías de cerveza o coca cola.
Tristeza
galope fantasmal en la fotografía de la joven
que alguna vez caminó por las mismas veredas que nosotros
pura transparencia hoy su rostro
a pesar de la bella sombrilla de encajes y la pamela blanca.

Una guerra personal
A Beatriz Taboada
Me refiero a que no se puede ceder
siempre.
Si quisieras como quería aquel Coelho
uno de los amigos internos de Pessoa
“posiciones de un vivir más claro y más límpido
por un sentimiento de fiebre de existir todavía más allá
del otro océano”
ceder siempre vendría a ser
la peor manera.
Me gusta caminar despacio
Mitre al norte
dejar atrás el túnel
apoyarme en la baranda que da al río
porque el aire parece alivianar el cuerpo.
Nací con estos vándalos
te digo
uno de ellos
suele tomar la forma de un gusano que se asoma
donde se abre el ojo
rojo como manzana deliciosa
paseándose por el lugar en que curva el rímel las pestañas.
No quiero pensar
ni sentir.
Algún día
la lluvia lavará la arcada de acceso a la pradera
y el amor florecerá cuando menos se lo espere
ya verás.
En el océano
hay un bote cáscara de nuez
sosteniendo la cresta de la ola
justo en el punto donde se encuentra el puerto.
Antes del derrumbe
te digo
era perfecto el orden de las cosas.
Los vándalos tiraron del cordón
hicieron trizas el columpio
dejaron algunos puentes quebradizos
y por ahí
la impaciencia filtró la tuna brava
partiendo el cuenco con saña irracional.
Si es de ver, nada serio
apenas una guerra
desolada
demencial como todas.
Por eso no quiero pensar
ni sentir
para no odiar
ni al odio
ahora que reina la reina de los bosques
la alada que impide llorar con el llanto de un recién nacido
la que prohibe investigar la incandescencia de los cráteres
la que tiene la pala de quitar la lava
enseña cómo se hace la luz nueva
vela
lava las penas
y las cuelga en una cuerda para que solas sequen
como se cuelga al sol y al viento una camisa.
Imagina una habitación a oscuras
y fuera de ella
un árbol de raíz de roca
hojas de canela en rama
la paloma de la paz a contraluz
y un aire leve moviendo los pequeños martillos que golpean
las cuerdas rígidas de un piano.
Imagina luego una habitación a oscuras
y en ella
ni tan siquiera la luz intermitente de una vela
ardiendo en el silencio
imagina un perro sin su hocico
un hombre con sombrero y sin cabeza
no como imágenes pictóricas
o un sueño
sino mazazos de una realidad sinuosa y lúcida.
Por eso no quiero pensar
ni sentir.
No sé dónde la verdad guiña
y se esconde
pues de la yema de mis dedos
puede fluir alba o setos negros
y ahí
al alcance de la mano
pareciera que ves flores
flores que se alejan cuando cerca estás.
Ahí están
ahí nomás al alcance de tu mano
los setos dicen a coro ahí nomás
y las flores cada vez más lejos.
Los vándalos golpean fuerte en la cabeza
son así
las tapitas de metal
el cable a doscientos veinte voltios.
La noción más o menos clara de las cosas
nos permite volar al horizonte
donde vibra tanto un árbol
como una hoja de papel perdida en la llanura.
Cuando voy viajando de Rosario a Santa Fe
mis ojos me aseguran que viaja el alambrado
que las vacas pastando son tan altas como un vaso.
No sé dónde la verdad
con ríspida sonrisa
nos hace un guiño y se esconde.
Entonces
¿piensas seriamente que es posible pensar
con palabras lívidas de hielo?
En Hiroshima
un niño pájaro aterrado observó la llave
punto ígneo que estalló en nueve segundos
cuando el cielo de aquel día no regaló estrellas
ciertamente.
Y bien
escucha
sonidos-cuerdas de metal
la mandolina contra un fondo de violín continuo.
Segundo movimiento.
Largo.
¿sientes
en verdad sientes
que es prudente sentir?
Ketty Alejandrina Lis
Rosario – Santa Fe

Viernes 9 de Julio de 2004; Mesa de Lectura de Poesía; Ricardo Costa

20:15 – Mesa de Lectura – Poesía: Raúl Artola, poeta y narrador de Viedma, Provincia de Río Negro; el poeta y profesor Ricardo Costa, proveniente de Neuquen; Aldo Novelli, poeta y ensayista de Neuquen; y Dante Sepúlveda , poeta de Villalonga, provincia de Buenos Aires, y fue desarrollada en el Auditorio Joaquín Gianuzzi de la Escuela de Arte.
Ricardo Miguel Costa (2 de diciembre de 1958), ha publicado: Árbol de tres copas(1988); Casa mordaza (Libros de Tierra Firme, 1990); Homo dixit (Libros de Tierra Firme, 1993); Teatro teorema (Librosd e Tierra Firme, 1996); Danza curva (Ediciones Del Dock, 1999) y Veda negra (Ed. Del Dock, 2001). Sus obras han obtenido reconocimientos en; Bienal Argentina de Poesía 1991; Premio Plural, México 1992; Concurso Becas y Subsidios a la Creación Artística-Fundación Antorchas 1995; Premio Fondo Nacional de las Artes 1998; Concurso Iberoamericano de Poesía Neruda, Chile 2000 y Premio Poesía en Tierra, centenario del natalicio del poeta Rafael Alberti, Embajada. de España y Fondo de Cultura Económica 2004. Colabora con diversas publicaciones del país y del exterior. Es docente, miembro del Centro de Estudios Críticos e Históricos de la Literatura Argentina (UNC) y reside en Neuquén, Patagonia Argentina, donde vive entre la enseñanza y el aprendizaje.
Ricardo leyó los siguientes poemas:

La virtud del que escribe
se reduce a un punto de apoyo,
a un amor que los sostiene cuando dice:
agua de polvo o aire de plumas.
El que escribe necesita amor para mover el mundo,
y el mundo confía en su corazón,
en el cálculo de los cuerpos en movimiento,
en la pasión con que sostiene una utopía.
En verdad, utopía, no es más que una palabra para
/ empujar,
y él empuja como quien debe trabajar mucho para beber
aire de plumas o agua de polvo.
Sólo para que el amor sea un punto de apoyo
y el trabajo una apasionada virtud.
de: Teatro teorema
Graffiti
Una pareja de amantes
se aprieta contra una pared.
Viva Muerte, dice en la pared,
y yo los miro gozar hasta hacer de esa muerte
una palabra acogedora.
Tal vez cerrar los ojos y morderse
no sea la manera más combativa de acabar
con ella. Pero la pintura se debilita
y la muerte se convierte en una verdad
que ya no tiene importancia.
de: Danza curva
Exequias
TU boca quiebra un insulto
y lo comparte conmigo.
Luego me besa para impedir una respuesta,
para que el insulto continúe repitiéndose
en su mensaje.
Las historias no dichas aún de nuestras vidas
deberían construirse sobre un testamente.
Nosotros, los testigos del hecho, sabremos
respetar la memoria del pasado.
Mientras tanto, yo guardaré silencio por mi silencio,
ahora que tu boca cava una sepultura
y el cadáver es un beso que se rompe.
de: Danza curva
Puntos de vista
La forma más sencilla de celebrar una fundación
es marcar un punto junto al vacío.
Un punto es una partícula del todo imponiéndose
sobre la nada.
Un punto establece el origen de todas las formas
que caben en el universo, y el universo se mueve
sobre una sucesión de puntos encadenados
en el espacio.
Sobre uno de esos puntos estamos nosotros,
abrazándonos y girando en un vacío que nos mantiene
flotando sobre un silencio absoluto.
Pero lo mejor de esto no es el silencio ni lo absoluto.
Lo mejor de esto es que nadie sabe que flotamos
porque obedecemos una ley fundamental.
Creo que ese es el punto: flotar abrazados a la idea
/ de la nada
mientras los cuerpos se mueven y la fundación se convierte
en un acto de amor junto al vacío.
de: Veda negra
Papas y cuerdas
El hijo ha dejado de comer por mirar al padre.
La mirada del padre, perdida durante la cena,
atiende la lectura de una voluntad muerta:
su cuerpo moviéndose (en una noche que no es esta)
contra el de una mujer desnuda entre almohadones.
El padre reclama ese recuerdo porque es un padre
cargado en un cuerpo que flota y la memoria
le aprieta como un nudo de humo, como una cuerda
de cartón; frágil al aire, a la lágrima, a la mínima
disputa por separar al cuerpo de la memoria.
El padre resiste mientras el hijo corta la carne
y las papas caen del plato.
Ambos buscan el alimento por debajo de la mesa.
El hijo sigue las manchas de grasa para llegar
a lo que quiere.
EL padre entrega el cuello a lo que ya no puede verse
y busca, amparado por las manos, lo que antes
se mostraba más alto.
de: Veda negra
Clima
Nos comportamos según el tiempo.
Ayer, los vientos moderados de superficie
nos mantuvieron alertas respecto a posibles
cambios de temperatura.
Mi vecino cortó leña de más toda la tarde
y yo lamenté estar solo en un momento
como este.
Hoy la situación es la misma y el leñador
ha comprobado que el calor hace humo
todo el trabajo de una tarde.
Pero a él no le importa porque su mujer
ha puesto a secar la ropa junto al fuego
y ha freído unos bocaditos de manzana.
La dicha y la soledad se comportan de igual manera:
ha que trabajar duro para que la confianza de uno
se quede ahí y no se apague.
El humo siempre terminará por hacer su trabajo:
doblarse para que el viento tenga un gesto de piedad
para los que estamos solos.
Así la dicha y se anuncia según el tiempo
escapa por los hogares y vuela en pedazos por el aire
hasta dejar en el ambiente una extraña sensación
de frío y un ligero aroma a frituras.
de: Veda negra
Copia fiel
No fueron suficientes las piedras que recogí
para marcar este territorio.
Además, la madera que señalaste guardar para el fuego
nunca calentó el hogar y la cama continuó tan blanca
y abierta como hasta ahora.
Todo este trabajo fue en vano porque los días continuaron
envejeciendo en sí mismos.
Pero lo que resultó verdaderamente inútil fue el animal
que me ordenaste domesticar: esta bruta representación
que come de mí para alimentarte cada noche.
Después de la luna comienzo a dar vueltas en redondo
y golpeo ceremonialmente el lomo contra los bordes.
Así voy al apetito de mi memoria donde hay un día
idéntico a éste, un día con un tipo contando las piedras
apiladas junto a la leña, al mismo tiempo que acaricia
a un animal cuarentón que habla raro y que dice resultarle
familiar tu voz cuando te escucha.
de: Mundo crudo (inédito)
Luz negra
Con nudos trenzados por los dedos de sus manos,
con el aire abocanado en un beso que se fija cada vez más
en el vaivén que acompañan los cuerpos durante una tarde húmeda,
la pareja arruga la ropa de cama hasta batirla por los pies.
Cae el acolchado arrastrando los vasos de la mesita.
Los golpes de vientre colman de crujidos la cabecera de cedro
contra la pared.
Monta la hembra y su cabello es una nube turbia que goza en el
ondular
caliente de la entrega.
Se amarra a los lados y se hunde en una brutal aceleración
de la carne que entra a buscar la gloria de una muerte conjunta,
la que habrá de extasiarlos hasta la perplejidad más absoluta.
Empujan salvajemente. Cae la lámpara. Astilla el jarrón.
Arde en alaridos la voz de una súplica que los arroja al suelo.
Él sobre ella y los muros acaban.
El techo se viene entero y el panorama se desata en un torrente
de restos mínimos, en una desolación polvosa del silencio
que cabe en la boca de ella: abierta, ahogada, vacía,
como la pausa que expande la luz
después del final.
de: Mundo crudo (inédito)
Vuelo abierto
La mecánica natural del alma
hace que las pequeñas miserias
se conviertan en el riego natural del ojo.
Gota a gota trabaja la tristeza mientras el llanto
activa cada parte, cada minucia ordenada
en la memoria del dolor.
Entonces viene tu abrazo, tu súplica,
y el llanto avanza, transforma tu pérdida
en un sufrimiento líquido.
El ojo se cierra y la gota viene a colgarse de tu nariz.
Cae, y antes de estrellarse, forma en el aire un mundo
ausente de nosotros; un mundo transparente
que alcanza a brillar, a sacudirse como si estuviera vivo,
a reflejar dos rostros sorprendidos que no comprenden
cómo la naturaleza puede perder algo tan bello,
tan perfecto a la hora de reventar y que no los contenga
en cada astilla de agua que vuela cuando se abre.
de: Mundo crudo (inédito)
Una naranja
EL cuchillo recorta circularmente la naranja
bajo su cáscara.
Hace correr el jugo entre el filo y la pulpa,
marcando el cauce de un camino líquido
que rodea a la fruta para venirse a tu mano.
Viéndote ejecutar esa maniobra, pienso que
algo terrible ocurriría con mi corazón
si tu apetito cayera en desgracia.
Ese movimiento giratorio, ese descascarar
en crudo para llegar al brillo de la pulpa,
daría con la parte más débil de un hombre
y la desnudez de su sangre brotaría hasta
manchar sus ojos de la manera más vergonzosa.
La diferencia la marcaría el ángel que mueve
tus manos.
Porque la fruta gira entre tus dedos para que
su carne se abra por entero a la luz.
En cambio, un corazón se pudre si no se lo corta
en el momento preciso.
Queda dudando lejos, cavado en una ruina oscura,
a treinta y cinco centímetros por debajo
de la boca.
de: Mundo crudo (inédito)
Ricardo Miguel Costa
Neuquén