2005/06/04

Sábado 10 de Julio de 2004: Aportes para el trabajo con jóvenes que se hallan en situaciones de riesgo social, a cargo de Patricia Luli

15:40 – “Aportes para el trabajo con jóvenes que se hallan en situaciones de riesgo social” – charla a cargo de Patricia Luli , Licenciada en Trabajo Social, proveniente de Saladillo, Provincia de Buenos Aires, y que se desarrolló en el Auditorio Joaquín Gianuzzi de la Escuela de Arte. A continuación reproducimos lo expresado por la Licenciada.
“Definir que los adolescentes se encuentran atravesando distintas situaciones de riesgo social, es poder pensar la posibilidad de no fijarlos en un lugar del cual, resulte muy difícil salir.
Riesgo social son todas aquellas situaciones materiales, familiares, sociales y emocionales que no les permiten a los adolescentes desarrollarse plenamente. La asociación civil, Agruparte, es una ONG que tiene dos programas con adolescentes:
Centro de día y el “Taller Escuela El Vagón”.
El Centro de día, que en realidad trabaja por la noche y los fines de semana (ya que son los horarios de más riesgo en la calle), al igual que el _Taller Escuela trabaja en tres ejes bien definidos:
1-INTERVENCION GRUPAL
2-INTERVENCION INDIVIDUAL
3-INTERVENCION FAMILIAR / COMUNITARIO

1- INTERVENCION GRUPAL:
Partiendo de la tarea (con el diseño de talleres que se puedan autofinanciar, Panadería y fabricación de artículos de limpieza) se trabajan las distintas actitudes y aptitudes para una mejor integración. Se trabaja las situaciones de conflicto que se suscitan y las situaciones de violencia Amasando o envasando, se van ensayando distintas maneras para una mejor convivencia. Aquí aparece la PALABRA como el gran instrumento o herramienta pedagógica y terapéutica. En los varones permutar la actuación por la palabra, poder decir implica un modo de evitar la resolución del conflicto con la violencia física. En las mujeres la palabra es el modo de poder visibilizar situaciones emocionales que de otro modo quedan silenciadas. En los varones los temas conflictivos están relacionados con la violencia física. Los adolescentes que llegan a la Institución lo hacen derivados de distintas organizaciones educativas debido a situaciones de violencia graves suscitados allí, por el Juez de Paz, debido a situaciones de trasgresión a la ley. También los propios chicos son muy buenos derivadores de otros chicos que ellos consideran que está atravesando alguna situación que lo pone en peligro. Las chicas llegan en su mayoría por otras chicas que participan de la Institución. Los grupos de trabajo son pequeños (no más de 10). En la cotidianidad y con la tarea por medio se van señalando situaciones ayudando a pensar, escuchando y generando un espacio de confianza para ser testigos de sus acciones y no cómplices, significa que escuchar significa poder intervenir desde un lugar educativo. Esto se pacta con el/la adolescente. Es fundamental aquí el lugar del COORDINADOR, encargado de la tarea y de los vínculos. Es quien acompaña el proceso del grupo. Todas las tareas productivas (tanto las del centro, como las del Taller escuela) significan un reconocimiento monetario para los adolescentes como incentivo a su tarea. De allí que es fundamental que el producto pueda instalarse en la comunidad.
2 - INTERVENCION INDIVIDUAL:
Cada adolescente que participa de la ONG tiene la posibilidad de un espacio terapéutico individual si bien creemos que lo ideal sería poder utilizar los espacios de servicios comunitarios (relacionados con la salud mental),la fragilidad de sus actitudes hace que se requiera de las psicólogas en el espacio institucional y en el horario de trabajo cotidiano. El tiempo para que cada adolescente se apropie de esta oferta es distinto, y es aquí donde es necesario ir contratando con cada quien el modo y el tiempo de trabajo.
3 - INTERVENCION FLIAR/ COMUNITARIA:
El ser “un centro de día” pauta un marco que diferencia el trabajo con chicos judicializados. Los adolescentes que asisten a la Institución tienen, aunque frágiles en muchos casos, redes familiares o barriales que los sostienen y que ellos traen como referencia para comenzar un trabajo. Las familias de los chicos que participan de la organización, son familias multiproblemáticas donde los adolescentes tempranamente deben arreglárselas solos ya que son muchas las pobrezas con las que los adultos se encuentran cotidianamente y a las cuales deben hacerles frente. Muchos referentes adultos creen que ya “salieron torcidos” y que su intento de acompañarlos no es válido. Por distintas razones ponen el énfasis en las funciones nutricias de los más pequeños dejando las funciones normativas para la escuela o las instancias judiciales .Este abandono de sus funciones de crianza debilita la posibilidad de acompañarlos como adultos para que ellos se habiliten como adultos referentes de sus hijo/as. Frecuentemente los adultos llegan a la Institución frente a la urgencia (fuga de hogar, situaciones límite de alcoholismo o adicción, robo, etc). Pasada la urgencia que los moviliza, desaparecen, resultando muy difícil instalar un espacio sostenido de conversación y reflexión. En relación a la posibilidad de integrare a actividades comunitarias muchos de los y las adolescentes asisten en forma asistemática a la escuela (o por permanentes suspensiones o por dificultades individuales), y no tienen redes sociales sostenidas. Algunas de las dificultades de integración está relacionada a la falta de anonimato y a la estigmatización de las personas, por su historia o su apellido (portación de apellidos), características propias de ciudades pequeñas. Formar “parte de un grupo” fortalece y soporta, para poder enfrentarse y no integrarse a grupos diferentes. Esto frecuentemente genera conflictos violentos entre grupos que se visten diferente, o que tienen distintos gustos musicales. Acompañar a disfrutar de las diferencias y no vivirlas como amenazante es parte del desafío institucional con los adolescentes. De allí que se los acompaña a participar de actividades comunitarias diversas. Esto es solo un par de pinceladas para pensar el trabajo con jóvenes que se hallan en situaciones vulnerables, el resto... lo armamos entre todos.

Licenciada en trabajo social Patricia Mónica Luli
Directora técnica de la Asociación civil Agruparte
Saladillo-Provincia de Buenos Aires
T.E .0234415400063
patrimluli@yahoo.com.ar